22 de diciembre de 2016

Navidad 2016

Din, don, dan, din, don, dan... llega navidad... Amo la navidad... esta época del año me inspira; me hace meterme adentro en mis más profundos recuerdos y anidar ahí en las memorias de otros tiempos que en apariencia no existen, pero sé con fe de certeza que siguen vivos. 
Cierro los ojos y llega a mi cuerpo físico la sensación de humedad de un calor intenso en el verano rosarino. El sudor esparciéndose como una gota de aceite por la piel bronce y la voz de algunas vecinas que dicen "La calor".... 
... No imagino Navidad con frío... Papá Noel viene en short y remera... dejó el trineo en otras altitudes, acá pedalea, jadea, y piensa que está demasiado gordo para entregar juguetes en América del Sur; con suerte a veces, sólo a veces, alguién le presta una Zanelita, y el barbeta descansa.
... En la Florida, los más jóvenes están tendidos al sol como enormes piezas dispuestas a ser disecadas. En la noche, a la luz de la luna y bajo un manto estrellado, descalzos con la arena entre los dedos, medio mundo festejará bailando... Algunos esperaremos los permisos paternales correspondientes para salir cruzando los dedos índice y medio de cada mano.
.... Por calle Mendoza... Space abrirá sus puertas... en las veredas como hormigas en pleno picnic, chicos y chicas, cervezas mediante, habrán logrado salirse de la casa familiar airosos...
.... Y hoy yo daría cualquier cosa por quedarme con mamá y papá sentados alrededor de la mesa desacomodada con restos de la hambruna tardía...rompiendo nueces...
....El olor del asado y el cansancio de papá baja por las escaleras... ya está la cena lista... apenas casi llegamos de las últimas compras.... cuando el dinero se hace "el importante" y llega a último momento... la peatonal Córdoba es un gentío desesperado buscando que regalar....
....Veo los paquetes insólitos de papá ... la creatividad puesta al servicio de lo simple....de lo no fastuoso... de lo que el bolsillo permite.... 
....conservo aún aquellos jaboncitos...el libro.... la carta.... la dedicatoria.... y el envoltorio del Pan Dulce.... que solía comprar en aquella panadería .... y que mi hermana pequeña en la primera navidad acéfala me dio como obsequio a aquellos bellos momentos....
...el cielo se ilumina de fuegos artificiales y perplejos nos quedamos con las cabezas elevadas.... corre peligro algún ojo…es la hora de destapar la sidra y a quién le cae el corcho "se casa"....
.... a la distancia.... no sé .... si nos escondíamos debajo de la mesa para protegernos o para seguir solteros.... lo que haya sido... funcionó....

9 de noviembre de 2016

Conflicto de no merecimiento



Si le preguntase a un grupo de persona de forma sorpresiva ¿Crees merecer todo lo bueno? automáticamente responderían  "SI" y sin embargo, si ahondaría en su vida podría observar con certeza que viven en una postura de no merecimiento gestionada por la familia, la sociedad y la religión. Para los occidentales que han nacido dentro de la estructura judeocristiana, de modo ortodoxo, o  simplemente tocando de oído, merecer es un imposible que va unido a la culpa. La sociedad en su gran mayoría sostiene una emblema de no merecimiento. Creemos que creemos que "merecemos lo mejor" pero ¿Cómo está tu vida? 
Frases cómo "Es demasiado para mí", " No estoy a la altura", " Si, pero..." " Para que te molestaste"..."No era necesario"..." Es sólo el maquillaje"... " Es mi estilista"..." Debe ser que me quieres"... marcan la tendencia social en boga... No nos sentimos merecedores, en todo caso nos sentimos con derecho a recompensas por nuestra pulcritud, bondad y buena conducta.

19 de octubre de 2016

23688


 23688 ni uno más ni uno menos.
 Es el número que corresponde a los genes que los seres humanos tenemos.
 Cuando se comenzó en los 90 el estudio del GENOMA HUMANO se especulaba que por lo menos deberíamos tener unos 140000. 
Nuestro cuerpo fabrica unas 100000 proteínas, y utiliza unas 40000 más para regular a las primeras. Por lo tanto a cada proteína debería corresponderle un GEN para que la historia del determinismo genético, inaugurado en los años 70 tuviera sentido. 
Pero el asombro de los investigadores en el año 2003 fue impactante, tenemos menos genes que una mosca de agua.  Y entonces ¿Cómo podemos mantener la estructura compleja del cuerpo humano?
Todo nuestro cuerpo es una fábrica de proteínas, ellas son la expresión de la vida. 
Elastina, tiroxina, colágeno, anticuerpos, queratina, hemoglobina, lipasas, actina, por nombrar algunas son proteínas de propia fabricación. Constituyen la materia prima para construir nuestra anatomía, y llevar a cabo las funciones e interacciones de la fisiología.


23688 son escasos genes para semejante producción.... entonces ¿como lo hacemos?
Sucede que tu organismo es tan maravilloso, que los 23688 trabajan en equipo, en cooperación sistemática los unos con los otros trabajan para producir las diferentes proteínas de las que dependemos para vivir. 
Son como una guirnalda navideña; un grupo de luces se encienden, otro se apaga, y todo ocurre en una perfecta coherencia energética. 
Con 23688 genios de éstos, ya queda científicamente comprobado que lo genético heredado no nos determina.  No existe un gen para el alcoholismo, ni para el déficit de atención, por ejemplo.
 No son ellos, es nuestra conciencia ( creencias, pensamientos, programas heredados) la que nos lleva a un lugar en nuestra historia. 
Imagina... 23688 soldados produciendo una armonía tal que permite crear lo que nos sostiene... Y tú no puedes trabajar en equilibrio con tu compañero de trabajo...
Para pensar..... verdad?






17 de octubre de 2016

Desenmascarando al miedo


Cuando suelo pregunta ¿Cuál es tu miedo? muchos responden YO NO TENGO MIEDO, NO TEMO A NADA, YA NO SÉ LO QUE ES EL MIEDO. Y pocos pueden reconocerlo. El primer grupo habita en la nebulosa del desconocimiento personal, la que puede aparentemente librarlos de conmociones y conflictos emocionales, pero a la larga la nube se disipa y caerán al pavimento de la realidad. Los segundos están en materia para poder transformarlo en amor.
Todo - lo sepas o no - tenemos miedo. Hay miedos que viven en el consciente de los que podemos hablar a boca plena o en la intimidad, y muchos que se hospedan en nuestro cuarto oscuro llamado inconsciente. 
Tenemos miedo a la muerte - a la propia o a la de un ser querido; a las pérdidas, a la vejez, a quedarnos sin empleo, a que nos sean infieles, a que nos dejen de amar, a no poder por nosotros mismos, a la esclavitud del destino, a la mala suerte, a un ataque terrorista, a una manipulación, a las mentiras de la pareja, a que nos decepcionen, a que los clientes no nos elijan, a que se nos rechace, a vivir injusticias, a un huracán, a que un perro nos muerda, a la gente de la calle, a pasar hambre, a tener una enfermedad, a que se rompa el auto, a que el despertador no suene, a encontrarnos con alguien que no queremos, a confrontar situaciones dolorosas, a las peleas, et.... 
El miedo como sustancia química que es en su génesis, tiene como propósito protegernos, y es una herramienta fundamental cuando la causa de peligro es real, pero esta herramienta la podemos activar sin que exista ese conflicto, sólo a mirando el pasado, y fabricando un presente temeroso sin real causa.

10 de octubre de 2016

¿Amas a tu prójimo como a tí mismo? Uff pobrecito!!!


Imaginemos un planisferio gigante, a la cuenta de tres y con los ojos cerrados, apoyamos en un lugar cualquiera, al azar - si es que existe-  el dedo índice. ¿Qué lugar del mundo fue elegido? No importa. Cualquiera da exactamente lo mismo. Por que independientemente del idioma, la moneda, la política, en todos la violencia, la locura, el asecho, el miedo se encuentran presentes. La ciencia y la tecnología evolucionan y la humanidad también, pero hacia un agujero de enojo, apego y toxicidad. 
En mayor o menor escala el mundo es lo mismo. Cansancio, hambre, pobreza, destrucción, desesperanza, odio, envidia, abuso. El estado de ánimo del planeta es de resentimiento y resignación. Y la postura es resistir y aguantar. Aguantar hasta que las cosas cambien, aguantar hasta que el otro se comporte como quiere, aguantar hasta que los demás decidan cambiar, aguantar hasta que nos paguen, aguantar hasta que el divorcio sea la última posibilidad, aguantar hasta que nadie se de cuenta. Aguantar. Respirar más o menos profundo, y aguantar. Sonreír y aguantar. Hasta que un día ya no podemos más y explotamos. Y explotan las historias, las trompadas, las palabras, los recuerdos, las bombas, los gritos. Y luego el silencio. El disimulo. El olvido. El tiempo; para que todo otra vez se reorganice para volver con el mismo escenario. Aguantar, explotar, callar, olvidar y re-armarnos. Y en esta secuencia viciosa y absurda en la que nos encontramos inmersos como sociedad; como familias e individuos transcurrimos la vida como si esa fuese la única opción, tal vez porque es la que nos enseñaron y hemos aprendido.



Pensando en la doctrina budista y las enseñanzas de Jesús; algo me hizo click por dentro. Un botón me saltó intempestivamente y me puse a reflexionar en una frase recurrente "Amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos". Y creo que ahí está el nudo que obstaculiza el crecimiento personal y espiritual de la humanidad. Habría que agregar "Amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Después de haber aprendido a amarnos" ¿Por qué si no sabes amarte cómo amarás al otro? ¿Acaso no será que lo que le haces al otro es exactamente lo que te haces a ti mismo? Si tu amor es tóxico, ¿ por qué creerías que podrías amar a tus hijos de otra manera? ¿O relacionarte con tu pareja desde un lugar de equilibrio?
Ahora lo puedo ver claramente. La falta de amor propio es la causa de tanta barbarie. Por que quién se ama no daña... recuerdo que alguna vez lo escribí en este mismo blog ... y quién daña no se ama... se defiende, y para ello ataca o huye... Si amor propio somos fieras heridas buscando defendernos de cualquiera que pueda eventualmente dañarnos; y por ello primero atacamos.
Tal vez el mundo si cumple con la doctrina de amar al otro como así mismo, sólo que olvidó que la forma de relacionarse consigo misma es nefasta, arbitraria y repleta de apegos que estorban.
¿Será que la forma de amarnos, la que hemos aprendido es abusiva? Yo creo que sí. Nos han enseñado a amarnos con reserva; digo "nos han enseñado", y me refiero sólo al ejemplo que nuestros mayores nos han proporcionado con sus acciones; pocos han tenido la fortuna de recibir una instrucción clara sobre el amor personal.  Y esos guardaditos están en relación con la creencia que siempre entre el otro y yo, debemos elegir al otro, porque de lo contrario seríamos muy egoístas - sentido estrictamente coloquial- miserables, mezquinos, malos, muy malos.

19 de septiembre de 2016

Condiciones



Después de verte hoy; recordé que tenemos una cita. Urge llegar a ese momento. Aspirar a lo único probable. Conectar con el único tiempo posible que es el presente. Tenemos en la agenda una falla en el recordatorio de este plan magistral, una cita con la vida. Sin embargo, pocos llegan a ella, se hace tarde porque vivimos en el pasado, o demasiado ilógico porque vivimos en el futuro. 
Desconectados van corazón, cabeza y cuerpo por rutas paralelas de desordenados sentidos. Dificultando la conexión a tierra. Y pasan los años como aves de rapiña sobre toda la humanidad oxidada de creencias prehistóricas que condicionan el tesoro de la felicidad a supuestos tan inalcanzables como la perfección y la eternidad en un paraíso de transitoriedad. 
¿Qué te hace falta para ser feliz? ¿Qué condiciones tienes? ¿Adelgazar? ¿Conseguir una pareja? ¿Comprar una casa? ¿Tener un auto de alta gama? ¿Que tus padres cambien de razonamiento? ¿Aumento en tu salario? ¿Que los hijos sean plenos y sanos? ¿Que tu club favorito gane un campeonato? ¿Obtener fama? ¿Ser político? ¿Viajar? ¿Comprar? ¿Cuáles son tus condiciones? ¿De dónde aprendiste a condicionarte el derecho personal de ser y estar feliz? ¿Quién te dijo que de eso se trata vivir? ¿Mamá? ¿Papá? ¿Abuelos? ¿Ellos son felices? ¿Y si no lo son ... por qué les crees? ¿Que experiencia te trasmite la ausencia de la felicidad en sus vidas a merced de tantas condiciones?
¿Para qué condicionar la llegada de la felicidad? Será tal vez que provoca miedo acceder a ella sin reportar una incapacidad, que aún sigas creyendo que lo bueno debe llegar con sufrimiento...
... y si... el tiempo no alcanza ....y si nunca llegas a lograrlo ....a juntar cada uno de esos pequeños trofeos que pones como requisitos para erguirte FELIZ....¿?...
_________________________________________________________________________________
No necesitas nada de eso... ninguno de esos objetivos por los que cada mañana te pones de pie son indispensables para hoy no auto- declararte FELIZ...  ya están dadas todas las condiciones para que vociferes tu completud vital... respiras... respiras... te metes adentro de tu casa... y sales al mundo...respiras... dios te proveyó de oxígeno suficiente para que tomes conciencia de este instante... 
Inspira... has llegado... espiras.... estás en casa...
Sólo en el presente desaparecen los miedos... y puedes estar vivo....




14 de septiembre de 2016

Hoy hace 46 años


Hace cuarenta y seis años me abría a la vida.
Después del encuentro de un espermatozoide y un óvulo...
...después de sus largas disertaciones, de sus acuerdos, del intercambio de  información, ...después de la aportación de la dote de 33 cromosomas por parte de cada quién...
...  después de que todo un sistema social familiar lo decidiera; ...en vísperas de la primavera...en horas de luto del pasado...
... después de que los portadores de esas células coincidieran;...
... después del olvido, después de la renuncia...de la mala suerte... de la inocencia perdida.. de la injusticia...
YO dejaba de ser sólo espíritu eterno para adquirir un alma y una forma finita y constreñida en la existencia de una geografía desconocida llamada hembra; mujer, madre...

Adquiría un nueva entidad. Una categoría humana. Mi primer etiqueta. 
Me enraizaba como un minúsculo huevo humano en los recónditos espacios materno y navegaba como un polizón en busca de la tierra prometida...el útero ... 
... que como una mano bondadosa me recibió en mi caída libre y de espaldas, dando sentido a la confianza primera.

Por telepatía cósmica; las voces de todos mis antepasados llegaban en caudales de grandes murmullos hasta mí;  a la vez que las memorias de ese órgano- casa me narraba las historias de otros huevos. Vivencia de inquilinos. Vivencias de vecinos. Experiencias de otras vidas que se habían dado camino a la existencia en otros espacios de tiempo; con otros personajes. 

Así me  adentraba como la tinta que se escurre  en un papel secante, a una historia singular, ajena y a la vez propia de una familia que gestionó la fertilidad para que yo aceptara  llegar a cumplir una misión; la que ellos no habían podido alcanzar...

Como una esponja absorbía todo el contenido del exterior y lo incorporaba como propio, como si estuviera por irme de viaje y  preparaba la mochila con recursos útiles para la próxima escena.






11 de agosto de 2016

De cal y de arena


A veces creemos que la vida es algo tan distinto a sí misma, que cuando nos sorprende con aquellas situaciones que no nos agradan o son verdaderamente inesperadas, sufrimos, y lo hacemos en exceso, porque nos paramos en la resistencia o en la pregunta que remite a esa falta de aceptación y nos aleja de la paz y el equilibrio. ¿Por qué? ¿Por qué a mí? ¿Por qué ahora? ¿Por qué así? No hay peor incógnita que el ¿POR QUÉ? Porque remite a un encuentro y desencuentro imposibles de conectar, siempre en espiral hacia un vacío absurdo. Siempre hay una respuesta para el ¿Por qué? Pero no es única, es un entramado de explicaciones, justificaciones, que tranquilizan de alguna manera la mente que busca sosiego pero en definitiva, nunca la calma.
Habrá miles de respuesta a esa pregunta, pero en verdad ¿Nos interesa? ¿Nos sirve? ¿Detiene el malestar? Cuando en verdad nos preguntamos ¿Por qué? Estamos queriendo decir otra cosa, otras palabras, otras dudas emergen en nuestra cabeza. Hacemos una valoración moral de quienes somos, de cómo actuamos, de cómo amamos, y los números muchas veces dan rojos; no somos lo suficientemente malvados cómo para recibir esas situaciones; estos imprevistos, esos infortunios. Si al menos hubiésemos hecho aquello que no nos atrevimos, o lo otro que parecía simple pero entre el dicho y el hecho siempre aparece un trecho mezquino que nos obliga a actuar según nuestra estructura.
Si omitiéramos el ¿por qué? Quizás la vida sería más simple. ¡Podríamos decir directamente LA PUTA QUE LOS RE MIL PARIÓ! ¡ME CAGO EN LA INJUSTICIA! Y nos levantaríamos del jaque mate y otra vez en marcha aceleraríamos hacia adelante.

Para hacerlo deberíamos desterrar de la materia gris la creencia infantil de que la vida es color de rosa; y si acaso cambia de color; no somos lo suficientemente buenos.
Y tal vez nada que ver, a lo mejor somos geniales, maravillosos, poderosos y la vida elige vestirse de negro; fanfarronearse de luto por el suicidio de nuestros sueños, violentarnos en el rojo de un amor que partió a las orillas del recuerdo; o ser gris como las nieves que se inscriben en la calvicie de la juventud pasada de moda.
Que sé yo.. quién lo sabe… pero a las pruebas me remito; y todo bicho que camina va a parar al asador… y hacia la muerte vamos andando desde que el ovulo y el espermatozoide decidieron dejar de ser uno y convertirse en nosotros.  Entonces ¿Cómo pretender escapar de la caducidad? ¿Cómo borrarle la fecha del punto final a las relaciones, trabajos, inquietudes, anhelos? ¿Cómo pretender brillar y solo brillar en un contexto de luces y sombras?
La vida es de cal y de arena… la luz te recuerda tu propia oscuridad…. La oscuridad te dice no te rindas porque para que yo exista irremediablemente tiene existencia tu parte lumínica.
Claro que puedes… tu puedes… yo puedo… Nosotros podemos….

Un campeón también cae. Y atropellado en el molido piso no queda otra alternativa que ponernos de pie.



3 de agosto de 2016

¿Quién eres?


Si nos preguntan ¿ quienes somos? respondemos con una lista de juicios que explican o hacen referencia a nuestros resultados. En Ontología del Lenguaje se parafrasea que somos un conjunto de principios explicativos; de alguna manera equivale a decir que somos en relación a nuestros resultados, o mejor dicho aún nos identificamos con ellos y por ende nos construimos a partir de ellos.  Podemos decir Yo soy puntual porque tengo un historial que avala esa declaración, yo soy fiel porque mis actos se condicen, yo soy valiente porque tengo una memoria que me dice que he atravesado riesgos y sin embargo pocos decimos YO SOY BIOLÓGICO cuando tenemos un cuerpo que lo consta a cada momento. 
YO SOY BIOLÓGICO cabe enunciar que soy INSTINTO... 
YO SOY LENGUAJE  cabe enunciar que soy CULTURA
Humanidad y animalidad se mezclan en el YO SOY... por yo soy esto y aquello; un ser lingüístico y un ser de la naturaleza. Soy un todo de dualidades que en última instancia se entrelazan, compaginan, vinculan, tropiezan, sabotean, y me conforman.
YO SOY NATURALEZA/ YO SOY CULTURA
Yo soy conflictos biológicos que activan mis programas cerebrales de adaptación o sobre vivencia y mis conflictos psicológicos que activan mis programas de socialización.
Y esta hermosa dicotomía de la que formamos parte en muchas ocasiones es olvidada; y sobreexageramos solo una parte, la social; y es cuando emergen los síntomas.
Pensamos que todo pasa por la cabeza, pero todo nos sucede desde el cuerpo; este carruaje especial que porta nuestra esencia vital, es el comunicador de los desequilibrios que a diario sobrellevamos bajo el síndrome "está todo bien".
Frente a una situación inesperada, dolorosa, tendemos a negarla, y a conservarla en el silencio de nuestra conciencia personal, mejor que nadie se entere de lo que estamos padeciendo o sufriendo. Llevamos rumiando el conflicto hasta la almohada y mágicamente esa noche no podemos dormir. Creemos que el problema está ahí... en la incapacidad de concebir el sueño, sin observar que ese es el mensaje ¿Para qué no estoy pudiendo dormir? ¿Por qué no me permito bajar las defensas? ¿Será que me siento en tal situación de indefensión que me urge mantenerme alerta?
El dolor se manifiesta en aquellos espacios dónde no había conciencia para dejarnos un mensaje. ¿Cuáles son los mensajes que recibes a diario? ¿Te dedicas tiempo para conocerte? ¿Es el autoconocimiento una herramienta para el éxito en las relaciones?
Si quieres conocer más acerca del apasionante mundo de SER HUMANO te invito a participar en nuestro taller VOLVER A NACER Y CURAR HERIDAS EMOCIONALES DE LA INFANCIA que tendra lugar el 20 y 21 de agosto. 
Más informes chuchigonzalez@dhcrearte.com
                      Whatsapp 5534551888 ( de 12 a 18)



27 de julio de 2016

Bonjour Tristeza...


 Hace unos días de vino de vacaciones a visitarme la tristeza, es una hermosa emoción que me acobija del ruido exterior, de los zorros a la vera del camino con sus máscaras de corderos desgollados, de la obsoleta fantasía de todo está bien y el mundo es un lugar maravilloso de los farsantes que juegan a la rayuela lanzando la piedra al cielo y abriendo el paraguas antes de que llueva. 

Tristeza ... genuina y biológica, sabor amargo con algunas pizcas de acidez, tensión muscular que recuerda la nostalgica parodia del ácido láctico corriendo por mi venas en un más allá, diferente al actual.  Fémina de insolente finura, elegante y fútil mirada; que me invita a juntar todos los pedazos de mi espejo roto para rearmarlos; otra vez.
-¿Cuántas? 
Muchas más.. quizás... -Grita la Generala
- ¿No es mala suerte mirarse en espejos rotos? 
- ¿Es un espejo roto o un nuevo espejo? - Contesta rápida. Y me quedo con la lengua seca como un loro embalsamado que murió sin decir. 
-¿Por qué la gente te tiene miedo? retorno de la ausencia discursiva... 
-Por qué la gente le tiene miedo a todo lo que no logra manejar, a lo que se escapa de los frascos con etiquetas, a lo que no puede dominar poniendóle una tapa a rosca encima...
-¿y qué hacen contigo cuando te le presentas?
- Se distraen, fingen moralidad; buenos modales, y se toman algunos unas pastillas, o una copas, o un tren, o un disgusto, ... se toman siempre algo para tragarme, para pasarme como si fuese parte del bolo alimenticio, algo "casual", un ingrediente más de la ensalada...
- ¿Y qué haces?
-¿Yo? Yo juego... me entretengo...le hablo al oído al colón que se inflama porque es asustadiso; le hago un moño a la boca del estomágo,  toco música con el acordión de los intestinos... hago burbujas de aire....hasta que me aburro y me quedo dormida... y cuando despierto....con gran vitalidad...Si me permiten expresarme estornudo, o patino en el escurrimiento nasal de la mañana... y si me ignoran... reaparezco fortalecida agarrada hasta los huesos u ofendida en la apatía de una severa depresión.
-¿Lo importante es expresarte?
-No lo importante es que entiendas el mensaje...
_______________________________________________________________________

Hace un año era tu cumpleaños, y hoy sólo un recuerdo... no sé si te fuiste porque tu misión terminó, y el capullo libero a la mariposa para que libre rasgara nubes de colores con su belleza suprema o abortaste la misión porque sentiste que ya no ibas a alcanzar la meta. Sea como sea, hoy no estás. No estás de la forma habitual en la que habitabas nuestro espacio conocido, nuestros sonidos, nuestros sabores. Ya nunca regresarás a esas formas, pero continúas en otras.. 

Dónde sea que haya un lugar con sol y una piedra lunar, seguro estarás disfrutando. 






21 de julio de 2016

La pretensión ....una careta actual

Dicen los que saben que todo está descubierto, que nada es nuevo en la viña del señor, sin embargo, juzgo, que en la actualidad, está emergiendo una patología conyuntural muy apropiada a la velocidad con la que nos manejamos y nos hemos adaptado a vivir.
Hablo del SER PRETENSIOSO. Este virus cultural hace caldo de cultivo en las redes sociales, desde ahí se reproduce, multiplica y expande, desde las más usuales a las más modernas. Creo que la raíz está en el libro de vida que todos - la mayoría - nos hemos acostumbrado a escribir en forma cotidiana como un necesidad similar a la primera orina: FACEBOOK. 
Observando los muros linderos,  puedo apreciar con sorpresa la gran cantidad de seres humanos felices, abundantes, honrrados y agradecidos que me rodean y lo muy lejos que  están de formar la minoría a la que adhiero  de seres mortales de vidas corrientes.
Están los felices a tiempo completo, los desdichados discriminadores de felicidad, y los justicieros - los que más molestan porque de una u otra forma evidencian lo que los demás no se atreven a decir.
Me quedo pensando ¿Por qué dan miedo las emociones? ¿Por qué el enojo parece ser una mala costumbre? ¿Por qué se confunde un reclamo como una queja? ¿Por qué se pretende vivir en un mundo monocromatico color rosa
De vez en tanto cuando pretendo que mi muro sea algo más que el  puestito del mercader de venecia y tomo la osadía de expresarme, muchos juzgan con altiva sopresa la descarada queja que entre mis dedos asoma o la lengua coloquial sudada de reclamo.
Está fuera de moda ser UNO MISMO. Hoy se busca SER  lo que los demás prefieren, exigen, pretende, o simplemente lo que es  politicamente correcto.
Sonrisa, benevolencia, calma similar a la que precede un huracán, pero si se corta la conexión, el mundo no sigue siendo una bolita dulce, allá afuera es una bola de carne, mierda y muerte. ¿Cómo puede ser si hay tantos felices a tiempo completo?

La pretensión dista de la ambición, del deseo, del anhelo, se acerca la fachada de mostrarnos como algo que no somos. Expresar lo que la regla del marketing social legitima como exitoso, y las migajas de la humanidad vencidas a dar por culo; porque nadie quiere tener nada que ver con la bronca, la escacez, la injusticia, la tristeza o cualquier forma no bonita de la vida. Como si la vida fuese algo totalmente distinto a nosotros mismos. 
Escaparnos de lo que nos constituye nos transforma automaticamente en alguien ajeno a nosotros mismos. Al producto de una APP que podemos descargar y usar, pero ¿Qué nos perdemos? 
La oportunidad de vivirnos en libertad, de conectar con la emoción que fluye por la sangre y sobre todo de limpiar espacios para higienizar nuestro corazón. El cerebro es tan vanidoso y soberbio  nos engaña a través de los sentidos; acomoda la realidad a las creencias que tejimos y así se crea su zona de seguridad para actuar; y cuando alguien comete el error de salirse de la norma, CHACATE, machete, mensajes moralizadores, la voz del DEBER SER.... palabras tranquilizadoras para que entre en quietud la ebullición de la miseria personal. El mundo está hecho de vencedores y vencidos. Hoy las redes solo atrapan a los primeros, los últimos los de mi rango, andamos a la deriba, naufragos de una libertad incompetente con las reglas del sistema. Disculpen, yo si lloro, me enojo, me rio, insulto, amo y puteo, no discrimino lo que puedo sentir o no, porque no racionalizo las emociones, me pegan en el hígado y las dejo murmurar dentro mío, hasta que se extinguen. Y por vivirme así tengo más bálsamo que luchas internas, menos fans, pocos amigos y algunos hermanos. 


1 de junio de 2016

¿Por qué no logro ser feliz con mi pareja?


Cuando llegamos a este planteo, ya pasó demasiada agua bajo el puente. Demasiados intentos. Demasiados acuerdos. Demasiados perdones. Demasiados juramentos. Demasiados borrón y cuenta nueva. Demasiados silencios. Demasiados enojos. Demasiados te quiero pero... Demasiados "es por los niños" Demasiados sueños rotos, desesperanzas. Demasiado ABUSO. Porque abuso es todo lo que es DEMASIADO, en sus dos polaridades demasiado de mucho o demasiado de poco. Al partir de esta pregunta intrínseca y personal ponemos el foco en un lugar confuso, frágil e incierto. Nos preguntamos ¿Por qué no logro ser feliz con mi pareja? Una y otra vez. Y la respuesta aparece a borbotones apresurados intentando callar la conciencia mañanera y reclama en voz alta ¿Quién lo es? ¿Acaso quién es feliz todo el tiempo con la pareja? No obstante, la pregunta sigue fiel buscando una respuesta ¿Por qué no logro ser feliz con mi pareja? Y tal vez el ego delator te informe que no eres feliz con tu pareja, porque...
tu pareja es irresponsable
tu pareja es floja
tu pareja es poco cariñosa
tu pareja es infiel
tu pareja es fría 
tu pareja es mentirosa
tu pareja es abusiva
tu pareja es escasa
tu pareja es triste
tu pareja es violenta
tu pareja es infantil
tu pareja es ...... (Agrega todo lo que crees que sea tu pareja, a mí se me acabo la imaginación)

19 de mayo de 2016

¿Por qué las dietas no funcionan?


¿Cuántas veces has querido bajar de peso? ¿Cuántas dietas has probado? ¿Has dejado de comer? ¿Hiciste sacrificios varios? ¿Proteínas? ¿Nada de sal? ¿Puro jugo verde? ¿Semillas? ¿Comer de parado? ¿No cenar? ¿Sólo té? ¿Comida macrobiótica? ¿Ejercicio? ¿Meditación? ¿Todo de todo y nada de nada ha funcionado? En este artículo tengo la respuesta para tí. 

Usualmente queremos alcanzar una meta, nos proponemos hacia donde queremos llegar y muy pocas veces lo logramos- (Optimistas obtentologos de todo abstenerse, acá hablamos honestamente)
En el mejor de los casos, los que están cerca de nosotros nos dan una palmada en la espalda, una caricia de consuelo, y listo; queda en el recuerdo el fracaso; pasa inadvertido para la mayoría, silencioso, apático, invisible.
Sin ser concientes de nuestro lugar en el mundo,  pertenecemos - con tarjeta dorada exclusiva- a un contexto social que nos vende que el cambio no es posible o dicho de otro modo cambiar es todo un imposible
El patético mantra de  la humanidad, que repite automáticamente cada día, es el típico ¿Qué a mi edad voy a cambiar yo? Pareciera que una mano negra sobrevuela nuestras cabezas y entorpece todo afán genuino de trascender; como dice el refrán "el que nace para pito no llega a ser corneta". Lo intentamos, nos esforzamos, sudamos, lo prometemos; incluso hacemos cábalas, no se lo contamos a nadie, hacemos cosas misteriosas pero a fin de cuenta  el Martín Fierro - Obra de José Hernández 1834/1886) resuena en el siglo XXI como una profecía auto cumplida "Al que nace barrigón es a ñudo que lo fajen" o más simple "aunque la mona se vista de seda... mona queda". Por citar sólo algunos de estos saberes populares. Pero ¿De dónde surge esa necedad a las posibilidades del campo cuántico? 
La idea de que el SER es inmutable está presentado en la sociedad en todos los discursos, formas y colores. Hicimos el pacto hace más de 2000 años atrás cuando teníamos que elegir un candidato: Parménides o a Heráclito. Ellos serían los que definirían la verdad de la milanesa para toda la humanidad, establecerían como SON las cosas y el mundo se construiría a partir de esas filosofías. 
 Parménides estableció que el ser es inmutable, y eterno, que la verdad se conoce a través de élHeráclito aseguró que el hombre no puede bañarse dos veces en el mismo río, el ser es un continuo devenir. Y GANO las elecciones PARNEMIDES. Con lo cual la idea de convertirnos o transformarnos en el amado y sexy  cisne siendo patitos feos es una locura total. Por esto ninguna dieta resulta. Por este componente filosófico que está grabado en algún brócoli neuronal. No nos olvidemos que las creencias son nuestros espacios de certeza, y crean mundos, naciones, guerras, religiones. 
Si cuando nuestros ancestros votaron por Parménides se  equivocaron, tremendo problema nos legaron porque la información sigue vigente en nosotros. Luego otros se dieron cuenta que tanta estabilidad del SER no era factible, avisaron que hubo un error en los inicios de los inicios; pero ¿Ahora olvidarnos de todo y empezar de nuevo? MÁS VALE MALO CONOCIDO QUE BUENO POR CONOCER. 

1 de abril de 2016

Nuestro Origen. Nuestro presente.



El punto de partida determina nuestro presente. Cada paso inicial nos lleva a dónde estamos parados hoy. Lo mismo sucedió con nuestra concepción y nacimiento. Somos resultado de lo que otros pensaron: de mamá y papá. 
Ellos nos formaron en sus cabezas y nos materializaron en el acto de la danza contorneante del óvulo que se muestra deseoso de ser fecundado y la jauría de espermatozoides que taladran la delgada menbrana hasta conquistarlo.
Pero ¿ Qué hay entre el óvulo y el espermatozoide? ¿Qué gestiona que la fecundación sea factible? Es mucho más que cálculos exactos. Que matemáticas perfectas. Óvulo +Espermatozoide no siempre da lugar a la vida.

¿Qué trata el taller VOLVER A NACER Y CURAR HERIDAS EMOCIONALES DE LA INFANCIA? ¿Se puede volver a nacer sin morir? ¿Se nace una vez o todos los días? ¿Qué heridas tengo si tuve una infancia feliz?

VOLVER A NACER Y CURAR HERIDAS EMOCIONALES DE LA INFANCIA es un taller que busca adentrarnos en las memorias de los tiempo de nuestra primera existencia, en la anidación en la tierra fértil del útero y el resto del camino recorrido.

29 de marzo de 2016

No te depiles

No te depiles porque hoy vas a dormir con él...
Ni adelgaces porque dice que estás rellenita...
No dejes de trabajar porque va a mantenerte...
Ni le des tus claves de redes sociales porque no tienes nada que ocultar...
No consumas harinas, alcohol, o dulces porque él se siente mal de que siempres estás a dieta...
Ni postergues tus amistades porque él no es seguro de sí...
No uses poco maquillaje porque a él les gustas al natural...
Ni faltes al gimnasio porque es su franco y quiere estar contigo...
NO HAGAS NADA DE NADA POR EL.
NI UN SOLO ESFUERZO. NI UN INTENTO.

Porque todo lo que haces o harías por él tendrá el costo implicíto que no sabrá pagar, y eso te defraudará y terminarás boicoteando la relación; no por lo que él no supo hacer, sino por lo que estuviste esperando cada día que elegiste actuar para lograr su aprobación, su reconocimiento, aprecio, aceptación.
Las mujeres tienen históricamente un chip en el que traen grabada la historia de que "lo pueden todo" y en el afán de cumplir con la expectativa histórica, sacrifican sus vidas, sus gustos, sus anhelos, sus proyectos, para SER lo que  el otro espera que SEA. Y eso, mujeres, también es violencia. Es la violencia que ejerces sobre tu propio género. Autoflagelación, autocastigo, prostitución encubierta, que en silencio exije más y más y nunca es complacida, porque no habrá nada en el mundo que pueda completar un alma a media luz. 
NO HAGAS NADA DE NADA POR EL... porque luego estarás decepcionada, enviándole la factura de tus favores, de tus esfuerzos, demandándole la felcidad extravíada, la vida vacía, el tiempo perdido.

28 de enero de 2016

Según pasa el tiempo...

Según pasa la vida aumento el tamaño de la tipografía de mi computadora, mi cabello se peina con cenizas, la menstruación se vuelve amnésica, las manos agrietadas, las arrugas asoman como caminos de un mapa sin destino, las convicciones fundamentalistas se van de vacaciones, los ideales se suicidan, lo eterno pasa de moda, lo romántico es cursi, la sensibilidad florece, y los prejuicios cambian de estantería, hoyuelos hormonales se tatúan en las redondeces de mi cuerpo, y la pretensión de ser querida se vuelve un trapo con el que limpio mis anteojos. Mi cuerpo cambia, cambio antes, cambia ahora, cambiará.  Entonces ¿Quién soy yo? o mejor dicho ¿Qué soy?.