24 de septiembre de 2018

Con lo que soy ... ahora...

Frente al espejo, me miro y me encuentro.
Me reconozco pese a no ser quién era, tomo conciencia de que soy el resto de lo que fui pero a la vez el todo de lo que soy. 
En breve, seguramente estaré añorando a la que hoy se pinta en el espejo. 
El paso del tiempo es veloz, deja cicatrices de olvido, destiñe recuerdos y a las hebras del cabello, vuela vitalidad y colágeno; nos va despojando de lo innecesario ( si es que aprendimos a vivir en cada momento el presente de lo que había) y nos torna más livianos, ligeros, tal vez para disfrutar, asaltarnos al árbol de la vida a arrebatar el mejor fruto para nosotros. 

...y entonces me pregunto ¿Qué puedo hacer con el resto de lo que fui? Ahora que mi belleza se despinta, mi juventud se vuelve nómada, mi tiempo escaso...
.... con esto que me queda que es un poco de lo que tuve .... y es el TODO de lo que tengo....voy a sazonar los días para que cuando ya sea menos de lo que soy ... y sea el todo de lo que seré....repunte mi arco iris cosechando destellos de recuerdos cargados a borbotones del amor que supe sembrar. 

Con el resto de lo que fui....
..voy a enamorarme de todo...
de vos... 
de eso...
de aquello...
y de lo otro también...
 y voy  descansar en paz antes de que la parca me grite "piedra libre".... 

Que me desnude el misterio del encuentro y se haga piel en mi piel, los besos, los abrazos, los momentos, las risas, las miradas, los silencios, la complicidad de estar vivos, de dejar de creer que estamos medios muertos; de sentir, de vibrar, de parir y cuando sea el momento.. partir con los brazos abiertos... siempre abiertos... 

6 de septiembre de 2018

Instrucciones para volver a amar

                                                                                               
    A todos los que sufren por amor.


¿Usted ha amado y le ha ido como en feria? ¿De arriba para abajo? ¿inestabilidad emocional? ¿Fue abandonado? ¿Abruptamente? ¿Sigilosamente? ¿Le aplicaron el ultimátum? O ¿Desaparecieron sutilmente? ¿Lo borraron de las redes sociales? ¿ Lo dejaron de seguir? ¿Ya no le llama ni escribe? ¿Lo dejaron y ni siquiera le mandaron una carta documento para notificarle? ¿Todo se termino y usted ignora la causa?

No sé preocupe, a todos nos pasa. 
No es consuelo de tonto. Es un hecho que le permitirá sobrevivir al duelo del amor romántico. Es pinche amor que nos hace salirnos del eje y perder el contacto con la tierra y de repente hasta un montón de basura nos parece la décima maravilla moderna. Así dicen sucede, cuando el sistema inmunológico está pendejo es campo fértil para el virus del amor. El virus siempre está presente, pero si no estamos dando las condiciones no pasa nada. Eso explica porque ahora todos quieren conmigo o contigo o vosotros. 
Ser campo y dejar que el virus colapse su información en nosotros, nos infeste hasta llegar a tener síntomas graves como el extrañiamientus de madrugadis; derrame lagrimal al evocar ciertas memorias, ausencia de apetito, manifestación de ataques terroristas hacia los dulces, o cara de culo contracturada, son simplemente algunas. 
Cuando estamos enamorados, conflicto activo del virus, dejamos de ser quienes somos para convertirnos en una marioneta, los sentidos se exaltan y la vida para ser eterna y maravillosa hasta que se interrumpe el proceso porque alguien deja de amar, o de querer estar, o se muere o se marcha o se convierte en un fantasma que va y viene, pero nunca está. 
Y ahí surge la lucha interior entre la herida narcisista y el ego impactado ¿Cómo puede ser que esto me está pasando? ¿a mí? Si... A mí... a tí... a ellos... a todos... y se jura venganza... No me vuelvo a enamorar nunca más... a mi no me verán la cara de pendejo.... se termino el amor... etc....
Y armando una mochila llena de ideas y preconceptos limitantes y esclavizantes, nos llenamos de toxinas químicas y emocionales,  vamos desperdiciando el tiempo que tenemos, porque en lugar de vivir en el presente, incluso con el dolor actual, miramos para atrás y le metemos el dedo a la llaga de lo que ya no existe... 
Con el tiempo, si no sanó... impactará esta cuenta pendiente en relaciones próximas... y la esencia de la vida que es ser feliz y disfrutar, se verá afectada, por el simple hecho de no haberle puesto límites a su ego maleducado y a ver creído que porque hubo un fin no fue cierto; o no fue real, haciendo más importante una parte que el todo.
Déjese de joder, y vuelva a amar... para ello siga estas instrucciones.
1) OBSERVE su dolor... ¿ cuánto duele? del 1 al 10... siendo 10 la máxima intensidad. Ese dolor de sentirse no querido, no valorado, o reconocido ¿ es nuevo? ¿se ha sentido así alguna otra vez? El dolor siempre lleva conciencia a donde no la hay, ¿ qué mensaje le traerá en esta vuelta?
Ahora que ya sacó su intensidad y la lección que viene a traerle piense...
2) PARALIZA MI VIDA... ¿realmente paraliza su vida? es decir ¿sus gestiones arcaicas principales como respirar se ven imposibilitadas de ser ejercidas? ¿puede respirar? ¿comer? ¿ingerir líquidos? ¿eliminar y evacuar toxinas? Si la respuesta es SI, si puedo respirar... entonces este dolor puede doler mucho pero no pone en riesgo su vida... puede poner en riesgo sus sueños, incluso sus proyectos ya no existir; pero mientras hay vida, siempre hay posibilidades.
3) AHORA QUE YA HA OBSERVADO EL DOLOR Y SABE LA INTENSIDAD Y PESE A ESO PUEDE VIVIR, reflexione...¿conoce realmente lo que le pasa a la otra persona? ¿Cuántas veces le resulta más fácil creer que el otro le hace o le miente o lo desprecia? esta vez dese la chance de pensar bien... y ¿si la otra persona tiene miedos? ¿ y si siente amor pero teme jugarse? y ¿si tuviera conflictos de merecimiento? ¿ temor a herir a otros? o incluso ¿miedo a sentir profundamente por temor a ser lastimado?
Si resulta que la otra persona también es vulnerable como nosotros... pensar bien... nos hace sentir bien... y le retiramos la etiqueta de hijo de puta al otro y de víctima a nosotros. Nos pone en equidad. En empatía... quizás no hubiera actuado así pero puede entender que el otro hizo lo mejor que pudo con los recursos que tenía.
4) ABRAZANDO EL DOLOR CON SU INTENSIDAD Y A SABIENDAS DE QUE SE PUEDE VIVIR, Y YA EMPATIZANDO CON EL PRESUNTO DEPREDADOR... es momento de pensar... ¿esto es lo más terrible que me pudiera suceder? y la respuesta SIEMPRE es NO... entonces sentirnos agradecidos que si bien esto no es lo ideal es mejor que otras cosas que podrían sucedernos como la muerte...
5) Hay otros que han vivido cosas peores y siguen... ¿lo puede reconocer? Si la respuesta es SI, entonces, ¿cómo no podría seguir?
6) PESE A ESTE DOLOR CON EL CUAL SE PUEDE VIVIR Y SEGUIR Y EMPATIZANDO CON EL OTRO...¿podría hacer cosas por el bien de sus seres queridos, y de usted mismo?... sonreír, cocinar algo nutritivo y sabroso, abrazar, correr, mirar una puesta de sol, sentir la brisa en el rostro, enseñar a escribir a un niño, jugar con su mascota, limpiar la basura que encuentra en la calle, respetar las señales de tráfico, saludar a la gente aún sin conocerla? y la respuesta es siempre SI...
Entonces mirando objetivamente se dará cuenta de que aunque duela que las cosas no sean como lo deseamos, igual se puede vivir y que dada la impermanencia de todo, haber conocido a ese ser del que hoy esta distanciado ha sido una experiencia importante en su vida. Quizás haya mucho para atesorar y recordar con el corazón sano, o todo para olvidar; pero hubiese sido mucho más triste no coincidir con ese ser. Porque si lo cruzó en su vida era porque se buscaban para saldar viejas cuentas inconscientes que traen - incluso tal vez - de otras vidas. 
Cuando pueda observar lo maravilloso que es coincidir con el otro, encontrarnos en una mirada, un beso, un suspiro, un abrazo; ya no quedarán ganas de quedarnos recluidos en el dolor crónico, y usted junto con su ego, saldrán de la mano a darle LIKE a la vida.