19 de septiembre de 2016

Condiciones



Después de verte hoy; recordé que tenemos una cita. Urge llegar a ese momento. Aspirar a lo único probable. Conectar con el único tiempo posible que es el presente. Tenemos en la agenda una falla en el recordatorio de este plan magistral, una cita con la vida. Sin embargo, pocos llegan a ella, se hace tarde porque vivimos en el pasado, o demasiado ilógico porque vivimos en el futuro. 
Desconectados van corazón, cabeza y cuerpo por rutas paralelas de desordenados sentidos. Dificultando la conexión a tierra. Y pasan los años como aves de rapiña sobre toda la humanidad oxidada de creencias prehistóricas que condicionan el tesoro de la felicidad a supuestos tan inalcanzables como la perfección y la eternidad en un paraíso de transitoriedad. 
¿Qué te hace falta para ser feliz? ¿Qué condiciones tienes? ¿Adelgazar? ¿Conseguir una pareja? ¿Comprar una casa? ¿Tener un auto de alta gama? ¿Que tus padres cambien de razonamiento? ¿Aumento en tu salario? ¿Que los hijos sean plenos y sanos? ¿Que tu club favorito gane un campeonato? ¿Obtener fama? ¿Ser político? ¿Viajar? ¿Comprar? ¿Cuáles son tus condiciones? ¿De dónde aprendiste a condicionarte el derecho personal de ser y estar feliz? ¿Quién te dijo que de eso se trata vivir? ¿Mamá? ¿Papá? ¿Abuelos? ¿Ellos son felices? ¿Y si no lo son ... por qué les crees? ¿Que experiencia te trasmite la ausencia de la felicidad en sus vidas a merced de tantas condiciones?
¿Para qué condicionar la llegada de la felicidad? Será tal vez que provoca miedo acceder a ella sin reportar una incapacidad, que aún sigas creyendo que lo bueno debe llegar con sufrimiento...
... y si... el tiempo no alcanza ....y si nunca llegas a lograrlo ....a juntar cada uno de esos pequeños trofeos que pones como requisitos para erguirte FELIZ....¿?...
_________________________________________________________________________________
No necesitas nada de eso... ninguno de esos objetivos por los que cada mañana te pones de pie son indispensables para hoy no auto- declararte FELIZ...  ya están dadas todas las condiciones para que vociferes tu completud vital... respiras... respiras... te metes adentro de tu casa... y sales al mundo...respiras... dios te proveyó de oxígeno suficiente para que tomes conciencia de este instante... 
Inspira... has llegado... espiras.... estás en casa...
Sólo en el presente desaparecen los miedos... y puedes estar vivo....




14 de septiembre de 2016

Hoy hace 46 años


Hace cuarenta y seis años me abría a la vida.
Después del encuentro de un espermatozoide y un óvulo...
...después de sus largas disertaciones, de sus acuerdos, del intercambio de  información, ...después de la aportación de la dote de 33 cromosomas por parte de cada quién...
...  después de que todo un sistema social familiar lo decidiera; ...en vísperas de la primavera...en horas de luto del pasado...
... después de que los portadores de esas células coincidieran;...
... después del olvido, después de la renuncia...de la mala suerte... de la inocencia perdida.. de la injusticia...
YO dejaba de ser sólo espíritu eterno para adquirir un alma y una forma finita y constreñida en la existencia de una geografía desconocida llamada hembra; mujer, madre...

Adquiría un nueva entidad. Una categoría humana. Mi primer etiqueta. 
Me enraizaba como un minúsculo huevo humano en los recónditos espacios materno y navegaba como un polizón en busca de la tierra prometida...el útero ... 
... que como una mano bondadosa me recibió en mi caída libre y de espaldas, dando sentido a la confianza primera.

Por telepatía cósmica; las voces de todos mis antepasados llegaban en caudales de grandes murmullos hasta mí;  a la vez que las memorias de ese órgano- casa me narraba las historias de otros huevos. Vivencia de inquilinos. Vivencias de vecinos. Experiencias de otras vidas que se habían dado camino a la existencia en otros espacios de tiempo; con otros personajes. 

Así me  adentraba como la tinta que se escurre  en un papel secante, a una historia singular, ajena y a la vez propia de una familia que gestionó la fertilidad para que yo aceptara  llegar a cumplir una misión; la que ellos no habían podido alcanzar...

Como una esponja absorbía todo el contenido del exterior y lo incorporaba como propio, como si estuviera por irme de viaje y  preparaba la mochila con recursos útiles para la próxima escena.






11 de agosto de 2016

De cal y de arena


A veces creemos que la vida es algo tan distinto a sí misma, que cuando nos sorprende con aquellas situaciones que no nos agradan o son verdaderamente inesperadas, sufrimos, y lo hacemos en exceso, porque nos paramos en la resistencia o en la pregunta que remite a esa falta de aceptación y nos aleja de la paz y el equilibrio. ¿Por qué? ¿Por qué a mí? ¿Por qué ahora? ¿Por qué así? No hay peor incógnita que el ¿POR QUÉ? Porque remite a un encuentro y desencuentro imposibles de conectar, siempre en espiral hacia un vacío absurdo. Siempre hay una respuesta para el ¿Por qué? Pero no es única, es un entramado de explicaciones, justificaciones, que tranquilizan de alguna manera la mente que busca sosiego pero en definitiva, nunca la calma.
Habrá miles de respuesta a esa pregunta, pero en verdad ¿Nos interesa? ¿Nos sirve? ¿Detiene el malestar? Cuando en verdad nos preguntamos ¿Por qué? Estamos queriendo decir otra cosa, otras palabras, otras dudas emergen en nuestra cabeza. Hacemos una valoración moral de quienes somos, de cómo actuamos, de cómo amamos, y los números muchas veces dan rojos; no somos lo suficientemente malvados cómo para recibir esas situaciones; estos imprevistos, esos infortunios. Si al menos hubiésemos hecho aquello que no nos atrevimos, o lo otro que parecía simple pero entre el dicho y el hecho siempre aparece un trecho mezquino que nos obliga a actuar según nuestra estructura.
Si omitiéramos el ¿por qué? Quizás la vida sería más simple. ¡Podríamos decir directamente LA PUTA QUE LOS RE MIL PARIÓ! ¡ME CAGO EN LA INJUSTICIA! Y nos levantaríamos del jaque mate y otra vez en marcha aceleraríamos hacia adelante.

Para hacerlo deberíamos desterrar de la materia gris la creencia infantil de que la vida es color de rosa; y si acaso cambia de color; no somos lo suficientemente buenos.
Y tal vez nada que ver, a lo mejor somos geniales, maravillosos, poderosos y la vida elige vestirse de negro; fanfarronearse de luto por el suicidio de nuestros sueños, violentarnos en el rojo de un amor que partió a las orillas del recuerdo; o ser gris como las nieves que se inscriben en la calvicie de la juventud pasada de moda.
Que sé yo.. quién lo sabe… pero a las pruebas me remito; y todo bicho que camina va a parar al asador… y hacia la muerte vamos andando desde que el ovulo y el espermatozoide decidieron dejar de ser uno y convertirse en nosotros.  Entonces ¿Cómo pretender escapar de la caducidad? ¿Cómo borrarle la fecha del punto final a las relaciones, trabajos, inquietudes, anhelos? ¿Cómo pretender brillar y solo brillar en un contexto de luces y sombras?
La vida es de cal y de arena… la luz te recuerda tu propia oscuridad…. La oscuridad te dice no te rindas porque para que yo exista irremediablemente tiene existencia tu parte lumínica.
Claro que puedes… tu puedes… yo puedo… Nosotros podemos….

Un campeón también cae. Y atropellado en el molido piso no queda otra alternativa que ponernos de pie.



3 de agosto de 2016

¿Quién eres?


Si nos preguntan ¿ quienes somos? respondemos con una lista de juicios que explican o hacen referencia a nuestros resultados. En Ontología del Lenguaje se parafrasea que somos un conjunto de principios explicativos; de alguna manera equivale a decir que somos en relación a nuestros resultados, o mejor dicho aún nos identificamos con ellos y por ende nos construimos a partir de ellos.  Podemos decir Yo soy puntual porque tengo un historial que avala esa declaración, yo soy fiel porque mis actos se condicen, yo soy valiente porque tengo una memoria que me dice que he atravesado riesgos y sin embargo pocos decimos YO SOY BIOLÓGICO cuando tenemos un cuerpo que lo consta a cada momento. 
YO SOY BIOLÓGICO cabe enunciar que soy INSTINTO... 
YO SOY LENGUAJE  cabe enunciar que soy CULTURA
Humanidad y animalidad se mezclan en el YO SOY... por yo soy esto y aquello; un ser lingüístico y un ser de la naturaleza. Soy un todo de dualidades que en última instancia se entrelazan, compaginan, vinculan, tropiezan, sabotean, y me conforman.
YO SOY NATURALEZA/ YO SOY CULTURA
Yo soy conflictos biológicos que activan mis programas cerebrales de adaptación o sobre vivencia y mis conflictos psicológicos que activan mis programas de socialización.
Y esta hermosa dicotomía de la que formamos parte en muchas ocasiones es olvidada; y sobreexageramos solo una parte, la social; y es cuando emergen los síntomas.
Pensamos que todo pasa por la cabeza, pero todo nos sucede desde el cuerpo; este carruaje especial que porta nuestra esencia vital, es el comunicador de los desequilibrios que a diario sobrellevamos bajo el síndrome "está todo bien".
Frente a una situación inesperada, dolorosa, tendemos a negarla, y a conservarla en el silencio de nuestra conciencia personal, mejor que nadie se entere de lo que estamos padeciendo o sufriendo. Llevamos rumiando el conflicto hasta la almohada y mágicamente esa noche no podemos dormir. Creemos que el problema está ahí... en la incapacidad de concebir el sueño, sin observar que ese es el mensaje ¿Para qué no estoy pudiendo dormir? ¿Por qué no me permito bajar las defensas? ¿Será que me siento en tal situación de indefensión que me urge mantenerme alerta?
El dolor se manifiesta en aquellos espacios dónde no había conciencia para dejarnos un mensaje. ¿Cuáles son los mensajes que recibes a diario? ¿Te dedicas tiempo para conocerte? ¿Es el autoconocimiento una herramienta para el éxito en las relaciones?
Si quieres conocer más acerca del apasionante mundo de SER HUMANO te invito a participar en nuestro taller VOLVER A NACER Y CURAR HERIDAS EMOCIONALES DE LA INFANCIA que tendra lugar el 20 y 21 de agosto. 
Más informes chuchigonzalez@dhcrearte.com
                      Whatsapp 5534551888 ( de 12 a 18)



27 de julio de 2016

Bonjour Tristeza...


 Hace unos días de vino de vacaciones a visitarme la tristeza, es una hermosa emoción que me acobija del ruido exterior, de los zorros a la vera del camino con sus máscaras de corderos desgollados, de la obsoleta fantasía de todo está bien y el mundo es un lugar maravilloso de los farsantes que juegan a la rayuela lanzando la piedra al cielo y abriendo el paraguas antes de que llueva. 

Tristeza ... genuina y biológica, sabor amargo con algunas pizcas de acidez, tensión muscular que recuerda la nostalgica parodia del ácido láctico corriendo por mi venas en un más allá, diferente al actual.  Fémina de insolente finura, elegante y fútil mirada; que me invita a juntar todos los pedazos de mi espejo roto para rearmarlos; otra vez.
-¿Cuántas? 
Muchas más.. quizás... -Grita la Generala
- ¿No es mala suerte mirarse en espejos rotos? 
- ¿Es un espejo roto o un nuevo espejo? - Contesta rápida. Y me quedo con la lengua seca como un loro embalsamado que murió sin decir. 
-¿Por qué la gente te tiene miedo? retorno de la ausencia discursiva... 
-Por qué la gente le tiene miedo a todo lo que no logra manejar, a lo que se escapa de los frascos con etiquetas, a lo que no puede dominar poniendóle una tapa a rosca encima...
-¿y qué hacen contigo cuando te le presentas?
- Se distraen, fingen moralidad; buenos modales, y se toman algunos unas pastillas, o una copas, o un tren, o un disgusto, ... se toman siempre algo para tragarme, para pasarme como si fuese parte del bolo alimenticio, algo "casual", un ingrediente más de la ensalada...
- ¿Y qué haces?
-¿Yo? Yo juego... me entretengo...le hablo al oído al colón que se inflama porque es asustadiso; le hago un moño a la boca del estomágo,  toco música con el acordión de los intestinos... hago burbujas de aire....hasta que me aburro y me quedo dormida... y cuando despierto....con gran vitalidad...Si me permiten expresarme estornudo, o patino en el escurrimiento nasal de la mañana... y si me ignoran... reaparezco fortalecida agarrada hasta los huesos u ofendida en la apatía de una severa depresión.
-¿Lo importante es expresarte?
-No lo importante es que entiendas el mensaje...
_______________________________________________________________________

Hace un año era tu cumpleaños, y hoy sólo un recuerdo... no sé si te fuiste porque tu misión terminó, y el capullo libero a la mariposa para que libre rasgara nubes de colores con su belleza suprema o abortaste la misión porque sentiste que ya no ibas a alcanzar la meta. Sea como sea, hoy no estás. No estás de la forma habitual en la que habitabas nuestro espacio conocido, nuestros sonidos, nuestros sabores. Ya nunca regresarás a esas formas, pero continúas en otras.. 

Dónde sea que haya un lugar con sol y una piedra lunar, seguro estarás disfrutando. 






21 de julio de 2016

La pretensión ....una careta actual

Dicen los que saben que todo está descubierto, que nada es nuevo en la viña del señor, sin embargo, juzgo, que en la actualidad, está emergiendo una patología conyuntural muy apropiada a la velocidad con la que nos manejamos y nos hemos adaptado a vivir.
Hablo del SER PRETENSIOSO. Este virus cultural hace caldo de cultivo en las redes sociales, desde ahí se reproduce, multiplica y expande, desde las más usuales a las más modernas. Creo que la raíz está en el libro de vida que todos - la mayoría - nos hemos acostumbrado a escribir en forma cotidiana como un necesidad similar a la primera orina: FACEBOOK. 
Observando los muros linderos,  puedo apreciar con sorpresa la gran cantidad de seres humanos felices, abundantes, honrrados y agradecidos que me rodean y lo muy lejos que  están de formar la minoría a la que adhiero  de seres mortales de vidas corrientes.
Están los felices a tiempo completo, los desdichados discriminadores de felicidad, y los justicieros - los que más molestan porque de una u otra forma evidencian lo que los demás no se atreven a decir.
Me quedo pensando ¿Por qué dan miedo las emociones? ¿Por qué el enojo parece ser una mala costumbre? ¿Por qué se confunde un reclamo como una queja? ¿Por qué se pretende vivir en un mundo monocromatico color rosa
De vez en tanto cuando pretendo que mi muro sea algo más que el  puestito del mercader de venecia y tomo la osadía de expresarme, muchos juzgan con altiva sopresa la descarada queja que entre mis dedos asoma o la lengua coloquial sudada de reclamo.
Está fuera de moda ser UNO MISMO. Hoy se busca SER  lo que los demás prefieren, exigen, pretende, o simplemente lo que es  politicamente correcto.
Sonrisa, benevolencia, calma similar a la que precede un huracán, pero si se corta la conexión, el mundo no sigue siendo una bolita dulce, allá afuera es una bola de carne, mierda y muerte. ¿Cómo puede ser si hay tantos felices a tiempo completo?

La pretensión dista de la ambición, del deseo, del anhelo, se acerca la fachada de mostrarnos como algo que no somos. Expresar lo que la regla del marketing social legitima como exitoso, y las migajas de la humanidad vencidas a dar por culo; porque nadie quiere tener nada que ver con la bronca, la escacez, la injusticia, la tristeza o cualquier forma no bonita de la vida. Como si la vida fuese algo totalmente distinto a nosotros mismos. 
Escaparnos de lo que nos constituye nos transforma automaticamente en alguien ajeno a nosotros mismos. Al producto de una APP que podemos descargar y usar, pero ¿Qué nos perdemos? 
La oportunidad de vivirnos en libertad, de conectar con la emoción que fluye por la sangre y sobre todo de limpiar espacios para higienizar nuestro corazón. El cerebro es tan vanidoso y soberbio  nos engaña a través de los sentidos; acomoda la realidad a las creencias que tejimos y así se crea su zona de seguridad para actuar; y cuando alguien comete el error de salirse de la norma, CHACATE, machete, mensajes moralizadores, la voz del DEBER SER.... palabras tranquilizadoras para que entre en quietud la ebullición de la miseria personal. El mundo está hecho de vencedores y vencidos. Hoy las redes solo atrapan a los primeros, los últimos los de mi rango, andamos a la deriba, naufragos de una libertad incompetente con las reglas del sistema. Disculpen, yo si lloro, me enojo, me rio, insulto, amo y puteo, no discrimino lo que puedo sentir o no, porque no racionalizo las emociones, me pegan en el hígado y las dejo murmurar dentro mío, hasta que se extinguen. Y por vivirme así tengo más bálsamo que luchas internas, menos fans, pocos amigos y algunos hermanos. 


1 de junio de 2016

¿Por qué no logro ser feliz con mi pareja?


Cuando llegamos a este planteo, ya pasó demasiada agua bajo el puente. Demasiados intentos. Demasiados acuerdos. Demasiados perdones. Demasiados juramentos. Demasiados borrón y cuenta nueva. Demasiados silencios. Demasiados enojos. Demasiados te quiero pero... Demasiados "es por los niños" Demasiados sueños rotos, desesperanzas. Demasiado ABUSO. Porque abuso es todo lo que es DEMASIADO, en sus dos polaridades demasiado de mucho o demasiado de poco. Al partir de esta pregunta intrínseca y personal ponemos el foco en un lugar confuso, frágil e incierto. Nos preguntamos ¿Por qué no logro ser feliz con mi pareja? Una y otra vez. Y la respuesta aparece a borbotones apresurados intentando callar la conciencia mañanera y reclama en voz alta ¿Quién lo es? ¿Acaso quién es feliz todo el tiempo con la pareja? No obstante, la pregunta sigue fiel buscando una respuesta ¿Por qué no logro ser feliz con mi pareja? Y tal vez el ego delator te informe que no eres feliz con tu pareja, porque...
tu pareja es irresponsable
tu pareja es floja
tu pareja es poco cariñosa
tu pareja es infiel
tu pareja es fría 
tu pareja es mentirosa
tu pareja es abusiva
tu pareja es escasa
tu pareja es triste
tu pareja es violenta
tu pareja es infantil
tu pareja es ...... (Agrega todo lo que crees que sea tu pareja, a mí se me acabo la imaginación)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...