5 de junio de 2019

¿Quién eres?

 ¿Cuáles son los espejos, ahí fuera en los que te proyectas y te devuelven seguridad? ¿Qué cosas de tu exterior cercano te generan fortaleza? ¿Con cuáles te identificas? ¿Cuáles te recuerdan lo quién eres?
 PRACTICA:
 Cierra los ojos, recibe con una sonrisa interior la bocanada de aire que el universo te regala
 Absorbe el aire, fuente de tu vida, aire puro que se mete con tu permiso por cada rincón de tu biología y te renueva.
Deja que por unos instantes quede atrapado como alguien en un callejón sin salida, comienza a relajar tu cuerpo, desde los pies a la cabeza. Desde la madre al padre, desde tu raíz a tu ser superior, y exhala...
Otra vez, repite...
Ahora visualiza que estás caminando por una calle tranquila, no hay demasiado ruido, es armonioso, placentero, y comienza a poner en este paisaje, los espejos con los que te identificas, ponlos uno a uno con una etiqueta que lleva tu nombre: tus hijos, tu profesión, tu auto, tus padres, tu pareja, tus amigos, tu deporte preferido, tu equipo de fútbol, tu computadora, tu perro, tu casa.. agrega más elementos.. generalmente todos empiezan por "mi"...
Ahora ves que la calle está llena de etiquetas conocidas, y mira ese mundo construido... es muy seguro, cómodo, poderoso... y cómo te sientes en él?... Seguro, confortable, amado, reconocido, estable...
Ahora vas a acercarte a cada uno de ellos, y vas a retirarles la etiqueta y al mismo tiempo desaparecen, se esfuman, se borran...
Ahora que ya no queda nadie... ¿Cómo te sientes?...¿Cómo te encuentras en el mundo sin nada con lo que te identificas? ¿Quién eres sin esos reflejos de tu construcción?

A este punto, muchas personas entran en caos. No pueden imaginarse sin esos elementos que a diario constituyen el refuerzo de la seguridad personal. 
Pero a rigor de verdad, si necesitas de algo exterior para sentirte SEGURO, es porque lejos de poseer la seguridad sólo tienes un fetiche que simula brindarte tener eso de lo que CARECES.
Tu seguridad personal no puede centrar en cosas exteriores a ti, porque todo en la vida está condenado a la desaparecer,  y cuando eso ocurre tu autoestima está condenada a caer porque la has construido erróneamente sobre pilares falsos.
Si te sientes seguro porque conquistaste a la pareja de tus sueños, porque has formado familia, porque tienes unos niños maravillosos y un empleo espectacular; tu felicidad actual será la desdicha del futuro... en algún momento deberás jubilarte, tus hijos se irán de la casa, y la pasión de los primeros tiempos cederá a la fraternidad de la compañía, preguntarás ¿quién soy? porque se habrán movido tus espejos, dudarás de ti, y empezarás a crear nuevos fantasmas, incluyo en anclas limitantes.

La seguridad personal está lejos del exterior, es la confianza plena de quién eres, y hacia dónde vas; no se basa en lo que tienes en este instante, sino en quién eres ahora y siempre; porque eres lo mismo en esencia, aunque los disfraces del ego, a veces te confunden.

Dentro de cada uno de nosotros existe el poder suficiente para vivir una vida plena independientemente de las circunstancia o apetencias del ego... una luz interior, un flama inmortal que prodiga luz en las sombras, equilibrio en el vértigo emocional, paz en el descontrol egoico. Conectar con ella no es sólo un derecho, sino tu obligación, porque siendo responsable de quien eres, también irradias lo mismo en el mundo. 
NO ERES TU TRABAJO
NO ERES TU FAMILIA
NO ERES TU PAREJA
NO ERES TUS HIJOS
NO ERES TUS BIENES MATERIALES
NO ERES TU CUERPO FÍSICO
NO ERES TUS PENSAMIENTOS
NO ERES TUS METAS
NO ERES TU CASA
NO ERES TU CIUDAD
NO ERES TU DINERO
NO ERES TU CELULAR
NO ERES... lo que está ahí afuera... 
Disfruta de lo que hay en tu vida, pero no juzgues que son tu vida. 


Saboree cada logro que hay en tu vida, pero no interpretes que ellos son tu vida.

Ama cada experiencia que hay en tu vida, pero no cometas el error de creer que ellas son tu vida.
Por eres más que la suma del todo que compone tu mundo.

TU ERES EL UNIVERSO... 




9 de abril de 2019

Por qué NO SOMOS FELICES?


Si hemos sido dotados de un poder infinito, si día con día cada vez son más las personas que "dicen" creer que somos más que una bolsa de huesos y carne, que después de esta existencia "hay algo más," si creemos en la física cuántica, en la fuerza del inconsciente, en la energía, si nos reconocemos como seres espirituales viviendo una experiencia corporal; si asistimos a entrenamientos, talleres, leemos libros, hacemos yoga, nos volvemos veganos, rezamos, meditamos, tratamos a nuestras mascotas como personas, incluso llegamos a considerar el término amor propio y hasta nos reconocemos en el espejo...  si alcanzamos tantos logros,  POR QUÉ NO SOMOS FELICES de tiempo completo?....
Hablo en general, dos o tres lo serán, pero el resto de los mortales evolucionaditos, los que trabajamos día con día en nuestro propio huerto.... estamos en una transición ... cambios paradigmas obsoletos por nuevos y flexibles modos de observar la vida que dijeron era sólo un sueño; pero a la larga la mente racional, GANAAAA... y caemos en la inconstancia.... Es más fácil seguir dormidos que mantener los ojos abiertos....
Por eso cuando preguntan ¿Terapia yo, para qué? ¿Yo estoy bien?....hay miles de respuestas.
Hacer terapia es entrenarte a tí mismo en aquellas excusas que manejas perfectamente bien pero que te alejan de tu esencia, de tu verdad primaria, y es sólo una VINISTE AL MUNDO...ESTÁS EN EL MUNDO...PARA RECORDAR QUIÉN SOS!
Ya sos FELIZ pero no te han avisado... porque muchos años te informaron que eras torpe, feo, gordo, burro, idiota, molesto, rebelde... te informaron de puros códigos egoicos y se olvidaron (porque ellos tampoco sabían) de lo REAL... y sos completo... sos perfecto... no hablo desde la perfección del EGO y los íconos de la belleza/Poder que instaura la sociedad; hablo de algo más profundo... de tu verdadera materia prima... de tu verdadero SER... el que tiene el poder infinito..
Entonces, ¿ Por qué no somos felices? Porque hemos olvidado que somos FELICIDAD, COMPLETUD, ETERNIDAD. 

Mucho más que EGO... 
Conecta con tu fuente!





23 de enero de 2019

Aliviar el estrés cotidiano en minutos


 Preámbulo... hace mucho que no escribo..me he abocado a leer mucho más, a seguir aprendiendo...y me he reencontrado con técnicas, arte y conocimiento que empleaba en forma intuitiva, como al descuido y que ahora sé que son herramientas energéticas que todos poseemos pero al desconocer en forma racional no sabemos aprovechar.  Por eso hoy empezaré por compartirles algunos tips para emprender lo cotidiano y la rutina armonizados.

PUNTOS PARA ALIVIAR LE ESTRÉS

Hace días un buen amigo me dijo "Pero, se vale quejarse, no?"... y a lo que respondí " a mí hacerlo me deja mucho en la misma órbita".... y me quede pensando en eso... durante mucho tiempo nuestra cabeza, la mente racional se transforma como en un canica dentro de una caja de zapatos vacía que un gigante mueve de un lado a otro, así la canica recorre los espacios, va y viene, sin rumbo exacto, para un lado y para otro; así nosotros en nuestra caja de creencias, yendo y viniendo, pensando y enfocados en los sucesos que no acontecen como deseamos y reforzando creencias que limitan nuestra abundancia de lo mejor. Enfrascados en la queja, lanzamos un pensamiento que se vivencia como un sentimiento que despierta una serie de neurotransmisores químicos que comienzan a viajar en forma de mensajeros biológicos moleculares dentro de nosotros, intoxicando el organismo; dado que siempre estamos con la respuesta orgánica del estrés activo: preparados para atacar, huir o bloquear. Vivir con el fantasma del miedo, del temor, del no poder, de cómo le vamos a hacer, de cómo vamos a seguir; es equivalente a vivir con un león hambriento persiguiéndonos para ser su cena. Y lo peor es que estamos tan acostumbrados a ello, que día con día lo hacemos, e incluso le ponemos nombre al león. 
Pero al vivir desenfocados, y fuera de todo contexto de adaptación, la creatividad y el centro energético del cuál emana "chakra umbilical" se bloquea y no podemos establecer ningún puente o lazo para generar respuestas o soluciones creativas a las situaciones que vivimos. Desencadenamos en mal humor, angustia, ansiedad, enojo, que se traduce en gastritis, colitis, hipertensión, dolores articulares, migrañas, insomnio. Y día con día, van aumentando nuestras dolencias porque no sabemos cómo parar. 
Debilitamos todo nuestro sistema inmunológico, y el sistema energético (el combustible de nuestra vida) y caemos agotados. 
Por tanto te invito a practicar este simple y PRÁCTICO ejercicio.
1) Presionar con dedo índice y medio en los puntos arriba de la ceja, mientras se toma una respiración profunda y se exhala pausada y serenamente. 
2) Apoyar la palma de una mano sobre la frente y la otra en la nuca. Armonizar entre 3 a 5 minutos. Con este ejercicio se enfría literalmente la cabeza.
Recuerda que la práctica hace al monje.... practica, practica, practica.
Esto te ayudará a salirte de tu forma habitual de responder frente a la vida... Adicional a estos ejercicios otra manera de armonizarte es tomando tu dedo pulgar, sosteniéndolo amorosamente hasta que sientas que pulsa, en una herramienta de Jin Shin Jytusu, regula estómago y bazo y serena y aleja la preocupación. 


11 de octubre de 2018

No te enamores de mi


Deberíamos tener la posibilidad de enamorarnos o no enamorarnos. Como seres de luz en un vestido egoico, el enamoramiento es una experiencia nefasta. Enamorarnos implica siempre salirnos de nuestro camino del medio, del eje, del centramiento, para ubicarnos en cualquier sitio menos donde debemos estar; desde ahí cometemos el peor de los pecados, los insultos a la integridad más aberrantes, el desperdicio de la vida de la forma más abrupta. Enamorados engordamos porque cada invitación al café implica el pan; nos desvelamos porque en las noches nos pasamos miles de minutos en el whatsApp escribiendo pendejada y media; o en otras redes sociales dando like a fotos o comentarios que en otra postura nos parecerían ridículos y ahora se nos presentan como revelaciones. Invertimos dinero en comprar, este o aquello, regalos, sorpresas, símbolos marcados con iniciales que ya saben de antemano que van a finalizar, y aún así las grabamos; planeamos futuros eternos, usamos las palabras siempre, nunca como puertas blindadas de nuestro amor, y un día, cualquiera, sin lagañas en los  ojos del corazón te das cuenta que no era  Einstein, que era un pelotudo más con sus agujeros al viento y fuiste vos quién los lleno de colores y quisiste creer que era un calidoscopio. 
Por dónde antes veías luz, por esos mismos agujeros, ahora ves oscuridad. 
Lo mismo que te unió, es lo mismo que te separa.

Después de pasar el impacto, comienzan los planteos, los acuerdos: las estrategias.  La planificación intelectual de las emociones; el desgarro de la razón, la parálisis de los sueños, y con suerte se toman de la mano y siguen el camino pensando que al otro siempre le falta 10 para el peso... que podrían ser feliz pero que al otro le falta 10 para el peso...

Por eso te pido, te ruego... no te enamores de mi...
Porque enamorarse implica siempre la crónica anunciada de la desesperanza. No voy a cumplir tus expectativas porque no me corresponden. Son tuyas. 
No voy a ser lo que esperas, porque soy de otra manera, incluso peor o tal vez mejor, pero soy diferente a lo que proyectas.
Me va a faltar siempre 10 para el peso porque de eso se trata la humanidad; de aprender a ser feliz en la incompletud, sin la satisfacción de la subjetividad.
Entonces no te enamores de mí. Mejor quédate en tu eje. Y de ahí descubre si así con mis luces y mis oscuridades te atreves a cruzar el desafío de la individualidad para crear un puente, nosotros; a sabiendas que somos y seremos afortunadamente diferentes, opuestos y a la vez lo mismo. Así podrás observar que no tengo defectos, que lo gusta o desagrada, son la cara de la misma moneda, que la perfección es una búsqueda estúpida del ego; que el alma cuando mira no juzga nada porque sabe que todo es necesario para seguir evolucionando.
Entonces así, no te enamores de mí. Mírame en mi plenitud, mírame a mí, no a tu espejismo y ahí decide si puedes ser feliz con 90 centavos. 





24 de septiembre de 2018

Con lo que soy ... ahora...

Frente al espejo, me miro y me encuentro.
Me reconozco pese a no ser quién era, tomo conciencia de que soy el resto de lo que fui pero a la vez el todo de lo que soy. 
En breve, seguramente estaré añorando a la que hoy se pinta en el espejo. 
El paso del tiempo es veloz, deja cicatrices de olvido, destiñe recuerdos y a las hebras del cabello, vuela vitalidad y colágeno; nos va despojando de lo innecesario ( si es que aprendimos a vivir en cada momento el presente de lo que había) y nos torna más livianos, ligeros, tal vez para disfrutar, asaltarnos al árbol de la vida a arrebatar el mejor fruto para nosotros. 

...y entonces me pregunto ¿Qué puedo hacer con el resto de lo que fui? Ahora que mi belleza se despinta, mi juventud se vuelve nómada, mi tiempo escaso...
.... con esto que me queda que es un poco de lo que tuve .... y es el TODO de lo que tengo....voy a sazonar los días para que cuando ya sea menos de lo que soy ... y sea el todo de lo que seré....repunte mi arco iris cosechando destellos de recuerdos cargados a borbotones del amor que supe sembrar. 

Con el resto de lo que fui....
..voy a enamorarme de todo...
de vos... 
de eso...
de aquello...
y de lo otro también...
 y voy  descansar en paz antes de que la parca me grite "piedra libre".... 

Que me desnude el misterio del encuentro y se haga piel en mi piel, los besos, los abrazos, los momentos, las risas, las miradas, los silencios, la complicidad de estar vivos, de dejar de creer que estamos medios muertos; de sentir, de vibrar, de parir y cuando sea el momento.. partir con los brazos abiertos... siempre abiertos... 

6 de septiembre de 2018

Instrucciones para volver a amar

                                                                                               
    A todos los que sufren por amor.


¿Usted ha amado y le ha ido como en feria? ¿De arriba para abajo? ¿inestabilidad emocional? ¿Fue abandonado? ¿Abruptamente? ¿Sigilosamente? ¿Le aplicaron el ultimátum? O ¿Desaparecieron sutilmente? ¿Lo borraron de las redes sociales? ¿ Lo dejaron de seguir? ¿Ya no le llama ni escribe? ¿Lo dejaron y ni siquiera le mandaron una carta documento para notificarle? ¿Todo se termino y usted ignora la causa?

No sé preocupe, a todos nos pasa. 
No es consuelo de tonto. Es un hecho que le permitirá sobrevivir al duelo del amor romántico. Es pinche amor que nos hace salirnos del eje y perder el contacto con la tierra y de repente hasta un montón de basura nos parece la décima maravilla moderna. Así dicen sucede, cuando el sistema inmunológico está pendejo es campo fértil para el virus del amor. El virus siempre está presente, pero si no estamos dando las condiciones no pasa nada. Eso explica porque ahora todos quieren conmigo o contigo o vosotros. 
Ser campo y dejar que el virus colapse su información en nosotros, nos infeste hasta llegar a tener síntomas graves como el extrañiamientus de madrugadis; derrame lagrimal al evocar ciertas memorias, ausencia de apetito, manifestación de ataques terroristas hacia los dulces, o cara de culo contracturada, son simplemente algunas. 
Cuando estamos enamorados, conflicto activo del virus, dejamos de ser quienes somos para convertirnos en una marioneta, los sentidos se exaltan y la vida para ser eterna y maravillosa hasta que se interrumpe el proceso porque alguien deja de amar, o de querer estar, o se muere o se marcha o se convierte en un fantasma que va y viene, pero nunca está. 
Y ahí surge la lucha interior entre la herida narcisista y el ego impactado ¿Cómo puede ser que esto me está pasando? ¿a mí? Si... A mí... a tí... a ellos... a todos... y se jura venganza... No me vuelvo a enamorar nunca más... a mi no me verán la cara de pendejo.... se termino el amor... etc....
Y armando una mochila llena de ideas y preconceptos limitantes y esclavizantes, nos llenamos de toxinas químicas y emocionales,  vamos desperdiciando el tiempo que tenemos, porque en lugar de vivir en el presente, incluso con el dolor actual, miramos para atrás y le metemos el dedo a la llaga de lo que ya no existe... 
Con el tiempo, si no sanó... impactará esta cuenta pendiente en relaciones próximas... y la esencia de la vida que es ser feliz y disfrutar, se verá afectada, por el simple hecho de no haberle puesto límites a su ego maleducado y a ver creído que porque hubo un fin no fue cierto; o no fue real, haciendo más importante una parte que el todo.
Déjese de joder, y vuelva a amar... para ello siga estas instrucciones.
1) OBSERVE su dolor... ¿ cuánto duele? del 1 al 10... siendo 10 la máxima intensidad. Ese dolor de sentirse no querido, no valorado, o reconocido ¿ es nuevo? ¿se ha sentido así alguna otra vez? El dolor siempre lleva conciencia a donde no la hay, ¿ qué mensaje le traerá en esta vuelta?
Ahora que ya sacó su intensidad y la lección que viene a traerle piense...
2) PARALIZA MI VIDA... ¿realmente paraliza su vida? es decir ¿sus gestiones arcaicas principales como respirar se ven imposibilitadas de ser ejercidas? ¿puede respirar? ¿comer? ¿ingerir líquidos? ¿eliminar y evacuar toxinas? Si la respuesta es SI, si puedo respirar... entonces este dolor puede doler mucho pero no pone en riesgo su vida... puede poner en riesgo sus sueños, incluso sus proyectos ya no existir; pero mientras hay vida, siempre hay posibilidades.
3) AHORA QUE YA HA OBSERVADO EL DOLOR Y SABE LA INTENSIDAD Y PESE A ESO PUEDE VIVIR, reflexione...¿conoce realmente lo que le pasa a la otra persona? ¿Cuántas veces le resulta más fácil creer que el otro le hace o le miente o lo desprecia? esta vez dese la chance de pensar bien... y ¿si la otra persona tiene miedos? ¿ y si siente amor pero teme jugarse? y ¿si tuviera conflictos de merecimiento? ¿ temor a herir a otros? o incluso ¿miedo a sentir profundamente por temor a ser lastimado?
Si resulta que la otra persona también es vulnerable como nosotros... pensar bien... nos hace sentir bien... y le retiramos la etiqueta de hijo de puta al otro y de víctima a nosotros. Nos pone en equidad. En empatía... quizás no hubiera actuado así pero puede entender que el otro hizo lo mejor que pudo con los recursos que tenía.
4) ABRAZANDO EL DOLOR CON SU INTENSIDAD Y A SABIENDAS DE QUE SE PUEDE VIVIR, Y YA EMPATIZANDO CON EL PRESUNTO DEPREDADOR... es momento de pensar... ¿esto es lo más terrible que me pudiera suceder? y la respuesta SIEMPRE es NO... entonces sentirnos agradecidos que si bien esto no es lo ideal es mejor que otras cosas que podrían sucedernos como la muerte...
5) Hay otros que han vivido cosas peores y siguen... ¿lo puede reconocer? Si la respuesta es SI, entonces, ¿cómo no podría seguir?
6) PESE A ESTE DOLOR CON EL CUAL SE PUEDE VIVIR Y SEGUIR Y EMPATIZANDO CON EL OTRO...¿podría hacer cosas por el bien de sus seres queridos, y de usted mismo?... sonreír, cocinar algo nutritivo y sabroso, abrazar, correr, mirar una puesta de sol, sentir la brisa en el rostro, enseñar a escribir a un niño, jugar con su mascota, limpiar la basura que encuentra en la calle, respetar las señales de tráfico, saludar a la gente aún sin conocerla? y la respuesta es siempre SI...
Entonces mirando objetivamente se dará cuenta de que aunque duela que las cosas no sean como lo deseamos, igual se puede vivir y que dada la impermanencia de todo, haber conocido a ese ser del que hoy esta distanciado ha sido una experiencia importante en su vida. Quizás haya mucho para atesorar y recordar con el corazón sano, o todo para olvidar; pero hubiese sido mucho más triste no coincidir con ese ser. Porque si lo cruzó en su vida era porque se buscaban para saldar viejas cuentas inconscientes que traen - incluso tal vez - de otras vidas. 
Cuando pueda observar lo maravilloso que es coincidir con el otro, encontrarnos en una mirada, un beso, un suspiro, un abrazo; ya no quedarán ganas de quedarnos recluidos en el dolor crónico, y usted junto con su ego, saldrán de la mano a darle LIKE a la vida. 




28 de julio de 2018

Crónicas de un descuido

Sono el despertador. Abrió los ojos con alegria; con esa emoción que a veces la vuelve vulnerable. Manoteo los anteojos y a lo lejos alcanzo a divisar que los habia olvidado del otro lado de la habitación. Su gato gris; a un lado de ellos; no mostraba intención de acercarlos. Sin hacer esfuerzo alguno abrió el cajón y metió la mano; revolvió haciendo el ruido desordenado de quién busca sin ver; y tomó una tirita de pastillas. Tomó una, con un sorbo abreviado de agua; y se dispuso a levantarse audaz para comenzar su ejercicio. Aquella pastilla traeria la luz perdida a su piel; vitaminas E y C, ideales para pieles que están albergando el otoño de la vida. Así; con un poco de farmacia interior; vida saludable; terapias alternativas, podria seguir sintiéndose dueña de una piel sedosa que tantos elogios recibia por parte de él.
Él que apenas la habia rozado.
Él que apenas se habia permitido deslizar las yemas tímidas de su mano izquierda.
Él que siendo un extraño conocido; ya la habia premiado con el hechizo de volver a un mundo conocido y fragmentado del que había renunciado tiempo atrás.
Comenzó la rutina con ánimo y disposición. Sin esfuerzo. Sin sudor. Sin lamentos. Y a medida de que el tiempo transcurría; el calor comenzaba a expresarse rasgando la epidermis y tiñiendóla de una rosa pálido.  A la hora exacta solto las mancuernas y se dispuso  a ir al bosque a trotar, pero un salpullido invasivo se hizo presente en sus antebrazos. Al poco rato que la planta de sus pies se ponían calientes y la garganta parecía cerrarse en forma intempestiva. No sabia lo que estaba sucediendo; pero sentía que era algo que salía del control de sus manos.
Optó por ir a la regadera y pensó que quizás una ducha sería lo suficientemente poderosa para destrabar cualquier ataque patógeno o psíquico...ilusiones breves que se evaporarían como las esperanzas de un ateo.
El agua caliente comenzó a golpear su cuero cabelludo con vehemencia; el vapor a enmascarar los azulejos y las líneas de moho imposibles de borrar; la respiración comenzó a tornarse sofocada, torpe, sin ritmo; los ojos a no ver proporciones exactas, todo parecía estrenarse ante sus sentidos exaltados; de golpe cierra los grifos; se apresura a tomar la bata y a ponersela a medias; el cuello sostenia una soga de metales pesados que apenas podía percibir. Se tiró al piso  frío y blancuzco, recargando la espalda pobremente erguida sobre la pared.
Los gestos típicos de su rostro; se esfumaron.
El miedo constante paro la marcha.
Los sonidos enmudecieron.
Hubo huelga de emociones.
Sólo esfuerzo por supervivencia.
Los ojos empezaron a perder la vitalidad acostumbrada para transformarse en trozos de botellas vacías.
El cerebro apático comenzó a murmurar y a rumiar datos.
Hoy vamos a morir en este baño. Sólos. Sola. Sin herocia proeza. Sin poesía.  Y él no sabrá más nada tí. Esperará la señal de conexión que será incierta y sospechará que cada palabra pronunciada; fueron mentiras.
Y la nada se hizo. Aparecieron diapositivas con su cara. Con esa mirada penetrante que tanto deseaba. Figuras de su barba desalineada como pinceladas inescrupulosas de un  bohemio empedernido. Moriría y él nunca más sabría de ella. De su fin inesperado. De su coartada realista. Pensaría que era agua entre las manos; como supo denunciar alguna vez de las pocas veces que se acariciaron con palabras de amor y reclamo. ¿Cómo imaginaría que la muerte aburrida había llegado por ella?
Un impulso repentino la llevo de cabeza al excusado; para depurar su estómago. Luego un dolor abdominal punzante la hacia gemir de dolor.  Gemidos finitos y delgados como el tiempo en que ellos habían reído juntos. ¿ Estaría celosa la parca del fortuito encuentro de ellos? ¿Querría arrebatarle el tiempo por temor a que la alegría ordenase el caos? ¿Vendría a poner orden? ¿Desorden?
Un sudor frío; apático empapa ahora su cuerpo por entero.
Se tumba boca abajo casi inconsciente.
Delante mío Rafael; invoca a los arcángeles; detrás mío ...no recuerda ...a la izquierda Uriel....a la derecha...casi no recuerda. .. frente a mí ...Rafael...detrás de mí.. no recuerda...habla con suspiros entrecortados....Carl Jung...aparece en escena.. el síntoma es el esfuerzo del cuerpo por sanar al hombre...
...y el hombre esperará la presencia angelical de su sonrisa desordenada que nunca llegará.. porque está muriendo ... de la nada...como mueren todas las cosas. .sin permiso previo...quizás cómo han muerto en él algunas que otras cosas...sueños... anhelos... proyectos...posibilidades.... o tal vez, cómo ahora agoniza su puerta de salida...su hueco de libertad...su cosquilla  ...
...los gemidos entorpecen los pensamientos frágiles... va a morir y él no se va a enterar...pero una luz enciende la esperanza.. no importa el cómo y el cuando...dos partículas entrelazadas siempre quedan en contacto ...y cuando una cambia su información la otra tambien lo resiente...
.. si ella ahí fallece.. él lo sabrá... no hay mas preocupaciones ... todo se está por terminar.. la piel se torna azul...como de sangre real...
...real como supo ser y no fue entendida...y tal vez él con su locura existencial pudo captar..
...el vómito se plasma en el piso...y una reacción repentina altera la escena...
...del otro lado del mundo ....de la ciudad...una luz se apaga..
Él lo sabe..
Ella se enciende.
Chuchi Gonzalez

24 de julio de 2018

¿Agua o café? ¿Quién elige? Emociones atrapadas


No sabemos quienes somos, decimos que somos aquellos que otros dicen que somos, y creamos evidencia a través de nuestros comportamientos de ello. 
Desde temprana edad no etiquetan, nos identifican, y desde esas jaulas vivimos la vida, creyendo que somos libres. Pensamos que elegimos. Incluso que decidimos.
¿Agua o Café? Café. Yo elegí, me dice el ego, pero si nosotros no tuviéramos la información que tenemos ¿hubiéramos elegido lo mismo? y ¿ si el café lo elijo porque detrás de eso hay un sinfín de connotaciones? 
Creemos que nada está predeterminado, porque todo está perfectamente diseñado para pasar en transparencia. Pero en verdad, no sabemos quienes somos.
La pérdida de identidad nos hace convencer de que tenemos limitaciones, imposibles, y por eso sufrimos mucho.
Olvidamos que en esencia somos más que esto que vemos al espejo; y nos identificamos con el cuerpo orgánico. Todo lo que pasa por nuestro cuerpo tiene categoría de VERDAD ABSOLUTA y así vivimos intentando creer que el afuera impacta en nosotros y que nosotros, somos inocentes.
Evitamos creer que las emociones tienen impacto sobre nosotros, simplemente porque la emoción no la vemos; la intelectualizamos, y como creemos que el pensamiento es sólo una idea sin entidad; ¿Pensar haría mal?
Claro que no; pensar es pensar. El tema es actuar. Y sin embargo, es mucho más complejo. Si actuamos de tal o cual manera, es porque previo pensamos, y siempre que hay pensamiento, hay sentimiento, y en el organismo estos lenguajes se descodifican en hormonas, neurotransmisores, sustancia químicas; genes; proteínas; que modifican la realidad biológica del SER. 
y TODO parece estar igual.
Pero es sólo apariencia. 
Todo siempre impacta en nosotros, todo lo que nos emociona para bien o para mal. Y lo último afectado es la dimensión del cuerpo físico. Para llegar a una mutación biológica, una reacción alérgica o una inflamación de vejiga; primero se atasco una emoción en el cuerpo emocional. Ahí se atoro una energía por ejemplo desvalorización, desamor, invalidación; porque no se supo expresar, porque la mente racional nos cuestionó la legitimidad de nuestro derecho; entonces callamos, fingimos, aguantamos, mostramos otra cosa; sumisión, pasividad... pero no mostrarlo no implica desaparecerlo.... y al tiempo el cuerpo biológico se ve alterado... le llaman síntoma, enfermedad.. pero es una adaptación biológica a una situación emocional atrapada de conflicto pendiente que se genero en un tiempo determinado; y como Albert dijo "el tiempo es relativo", no importa el ¿cuando? ... si hay conflicto pendiente, siempre tenderá la naturaleza a equilibrarnos.
Cuando doy terapias y rastreo las emociones atrapadas de las personas, surgen a través del test de inteligencia muscular, acontecimientos, momentos, fechas singulares; eventos de los que a veces no se trae constantemente en la memoria, pero que los impulsan a seguir atados a sus relaciones tóxicas, a los temores de toda la vida; los recurrentes síntomas. 
Llegan pensando que es el miedo, o el rechazo, y sus cuerpos a través de un acortamiento de la pierna derecha manifiesta TRISTEZA, arroja FALTA DE IDENTIDAD, y entonces observamos como la mente racional a fuerza siempre busca acomodar el tablero para explicarse lo que le sucede, cuando en verdad no sabe nada. 
Una emoción atrapada se corresponde a una bola de energía atorada en el cuerpo astral que manifiesta un fluir insuficiente o anómalo de la biología. Puede llevar años con nosotros, incluso ser heredara desde la concepción, o a través de la información transgeneracional recibida en el ADN, o de vidas pasadas. 
¿Cómo liberar emociones atrapadas?
En las sesiones de terapias complementarias generamos un reset emocional para alivianar este tráfico imperfecto del bagaje emocional, restauramos la información y mediante ejercicios de medicina energética aprendemos a grabar creencias o programas poderosos en la mente subconsciente. 
Junto con el par biomagnético redirigimos los iones de hidrógeno para neutralizar el PH del cuerpo; ya sea que esté muy alcalino o muy ácido; y se re -establece el NEM, nivel energético normal; se mejora las relaciones sinápticas neuronales y las funciones glandulares. 
Luego unas vueltas de tapping servirán para corregir los bloqueos por interferencia eléctrica del sistema energético y finalizaremos con un mensaje de los Ángeles que servirán de guía en la consulta.