Mostrando entradas con la etiqueta Abandono. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Abandono. Mostrar todas las entradas

5 de julio de 2022

¿Odias a tu cuerpo?

 


"Bueno, bueno, bueno, "odiar, odiar, odiar, cómo que no", sólo que me gusta ducharme con luz apagada, cubrir los espejos de la casa y cerrar los ojos cuando paso por una vidriera que puede insinuar mostrar mi reflejo." ¿Te suena?

La mayoría de las mujeres "Odian" del verbo NO ME GUSTA MI CUERPO conjugado en el presente "por".... porque tiene celulitis, porque tengo muchas chichis, porque tengo pocas, porque estoy flácida, porque mis nalgas están para adentro, porque la panza del embarazo, porque engordo de solo respirar, porque mi piel tiene manchas, porque soy delgada y no engordo, porque mi piel es grasa, porque mi cabello se cae, porque tengo llantitas, porque mi panza siempre está inflamada.... y ( por favor continua con gusto la lista)

Pero¿Por qué odias a tu cuerpo? Digo, en realidad, ¿Por qué lo odias? Odiar significa rechazarlo. Es un rechazo muy profundo. ¿Por qué lo odias? ¿Por tener sobrepeso? ¿Por no adecuarse a lo que dicen que debería ser? ¿Por ser diferente a lo que anhelas? 

Pero, ¿Crees que tu cuerpo es responsable de eso? Puedes con una dosis de cinismo negador, decir que si, pero sabes bien, que  ¡tú eres la responsable!

Ok. Ok. Responsable no es ser "Mala chica" es ser la causa y fuente de la realidad de tu biología. De una manera u otra, has cooperado con el tiempo para que tu cuerpo luzca diferente a lo que te agradaría. Y digo con el tiempo, porque "Lo que es del tiempo, le pertenece al tiempo." Es hora de aceptar que no tendrás los pechos turgentes por siempre, los glúteos que te lleguen a las cervicales o la piel de porcelana. Aceptar es madurar. 

No obstante, volvamos a lo que tu has hecho por acción o por omisión. Y la realidad es que has abusado de tu maravilloso cuerpo, aunque sientas, a veces, que es al revés. 

Tu cuerpo ha funcionado incondicionalmente para ti, incluso cuando le has puesto grandes obstáculos como la comida chatarra en exceso, el alcohol, el mal descanso, abuso de sustancia, el sedentarismo, y el magno estrés. 


Ha soportado TODO TODO lo que le has dado y ahora ¿Lo ignoras? Tu cuerpo es como una maleta repleta de todo lo que le has echado. 

¿Qué le has tirado encima más allá de la realidad física? Digo, no son esas papas a la francesa que te comes de vez en tanto, son los constante extremos, las conductas compulsivas, los excesos frecuentes. 

Y tu mejor forma de abusar es a través de tus emociones "de miedo" reprimidas. 

Tu cuerpo, tu maleta, te recuerda todo lo que escondes. 

¿Cómo te cae eso? 

y ¿Qué escondes? ¿De quién te escondes? ¿Qué buscas tapar en realidad? ¿Qué te da tanto miedo?

Tu cuerpo solo activa el recuerdo dormido de todo lo que cargas. Y en una vida, finita y caduca, hemos aprendido a cargar con mucho para creer que todo tiene una finalidad y la vida es eterna. Porque si lo piensa bien, ¿Te amargarías porque alguien no te llama a sabiendas que puedes morir antes de que suene tu móvil? ¿Te lanzarías al drama porque no te aman más con el conocimiento de que puedes morir en cualquier instante? 

 Tu cuerpo es inocente, míralo, disfrútalo, sin importar, ahora mismo, su morfología. Ella es resultado de tu interior. Tu cuerpo habla de cómo vives en tu interior. De lo que te sobra y de lo que careces. De alguna forma es una metáfora de la conciencia que quiere que observes lo que te niegas a ver. 

Cuando te atreves a confrontar, a hacerte cargo, a amarte, ya no hay necesidad de que seguir reteniendo cosas para sentir seguridad, ¿entiendes?

Lo único que tienes que hacer como solución es AMARTE. Dejar de dar vuelta en comparaciones y conjuros. Sólo AMARTE. Porque cada vez que no lo quieres mirar, no te miras. A esta altura deberías comprender que TU CUERPO eres tu. Tu eres tu cuerpo. No es un accesorio. Sino una parte fundamental de estar en esta realidad física. 

¿Y ahora qué? Amarte es fundamental para amar a los demás, ya lo dijo tu hermano pelilargo "Ama a tu prójimo como a ti mismo" pero lo dijo con el afán de que tomes la función de amarte de manera responsable, de lo contrario "pobrecito de tu prójimo" ¿Verdad?

¡Formas simples para aprender a amar a mi cuerpo y por lo tanto amarme!

1) No hagas dietas, es cómo estar castigado por ser mal alumno. Busca una nutrición a tu medida, es decir, ¿vegano? ¿vegetariano? ¿Keto? ¿Crudivegano? ¿Libertano.? o la que más te agrade. Y simplemente vive ese estilo de vida. Ten paciencia hasta que te acoples. Roma no se hizo en un día.

2) Realiza ejercicio con frecuencia, sobre todo con peso, peso extra o tu propio peso, esto te ayudará a eliminar grasa y crear musculatura. No enloquezcas con el cardio, es importante que sepas lo que haces. Hacer ejercicio es más que mover el cuerpo o sudar. Si vas al gimnasio consulta con el entrenador de piso. Si te interesa una entrenadora a medida te recomiendo a NATALIA COACH.

3) Date tiempo y lleva un diario. No imaginas lo maravilloso que puede ser ESCRIBIR!! contarte a ti misma lo que estás sintiendo, vivenciando, experimentando. Esta actividad ayuda a tu mente a encontrar el equilibrio entre el pensamiento lógico y el simbólico, sirve como ejercicio de meditación y armonizador natural. 

4) Medita al menos 2 minutos al día, tendrás como beneficios: mejorar tu respuesta de estrés, aumentas tu conciencia personal, optimizas los recursos emocionales, obtención de mayor enfoque, desarrollo de habilidades de inteligencia emocional, paz interna, mejores relaciones interpersonales. 

5) Activa tu mundo personal, ¿Qué te gusta hacer? Hazlo. ¿Cantar? ¿Leer? ¿Dibujar? ¿Idiomas? ¿Bordar? Regálale a tu vida un tiempo para sí misma.

6) Aprende. Sé curiosa. Renueva tus distinciones. La velocidad de la actualidad vuelve obsoleta lo que aprendiste ayer. ¿Quieres estudiar conmigo? Te dejo el enlace de mis certificaciones. Puedes escoger modalidad grupal o consultar por las certificaciones con modalidad individual. Quiero aprender a dar terapias holísticas! ¡Quiero estudiar mi árbol familiar!

7) Practica la técnica del espejo. Cada vez que te encuentres frente a un espejo di "TE AMO, DE VERDAD TE AMO HERMOSA." Al principio, puede sonarte "hueco" pero con el tiempo sentirás un profundo regocijo.

8) Cada vez que te escuches hablando mal de ti, frota tu dedo pulgar por tu entrecejo diciendo con voz segura "borrado cancelado." Es un anclaje de la PNL para borrar la información limitante que en el automático introducimos.

Esto ha sido todo por el momento, si quieres saber más, busca y encontrarás información valiosa dentro de este blog, también te invito a conocer mi web: www.talleresadistancia.com 

Si quieres contactarme de forma directa para consultarme respecto de terapias, talleres, capacitaciones o llevar mis certificaciones a tu centro, spa, empresa, club, grupo de amigas, puedes hacerlo al WhatsApp +525534551888

Gracias por tu tiempo!

Te abrazo, recuerda, ya eres mariposa de luz!











10 de noviembre de 2021

Cuando el olvido... no llega

 


A menudo solemos cargar situaciones del pasado sobre las espaldas de nuestro presente, momentos dolorosos, o tal vez recuerdos gratos pero que al evocarlos nos deja un amargo sabor en la boca.

Vivimos día tras días pensando en lo que “hubiera” sucedido “si tal o cual”, soñando “cómo sería nuestras vidas si” y repasar sobre lo que no se puede volver a reescribir sólo nos cubre de tristeza, impotencia o mal humor.

Intentamos a ciegas volver a empezar, pero todo es fallido. Él o ella se han ido de nuestro presente, sea por la razón que sea, pero en su partida se han llevado un trozo de nosotros. ¿Por qué no podemos olvidar? ¿Por qué seguir insistiendo en lo que no fue? ¿Por qué pensar en los ausentes amores todo el día? ¿Por qué soñar con ellos, anhelarlos, pretenderlos? ¿Por qué amargar el alma con el vacío impetuoso de un amor frustrado? ¿Por qué no olvidamos para seguir el camino? ¿Por qué?

Porque en la mayoría de los casos nuestro EGO ha salido demasiado herido, y esa herida narcisista no deja de sangrar frente al espejo.

Porque hemos construido nuestra relación en base a expectativas y cuando la ecuación da lugar, siempre el resultado es la desdicha.

Porque hemos eternizado la relación, ignorando a sabiendas, que nada es eterno.

Porque nos martirizamos recordando sólo una parte de la historia, las mejores escenas, para seguir alimentando nuestra dolencia.

Porque en el fondo, cuando no podemos arribar al OLVIDO, no podemos ACEPTAR que el otro se haya olvidado de nosotros. No logramos entender ¿cómo ese “otro” se atrevió a olvidarse de nosotros?  

Porque aun siendo lo que seamos, el otro tiene el derecho a hacer con “su sentimiento” lo que quiera. Puede apostar todo su amor al nuestro, y a mitad del juego retirarlo; con o sin explicación, con postergación o de un día para el otro.

¿Y para qué repasamos en el álbum de la memoria las promesas que nos hicimos en aquél amanecer? ¿Los besos de principio que tenían un sabor peculiar? ¿La calidez de los abrazos?

¿Para qué comparamos a ese gran amor trunco con los “nuevos” que quieren florecer”? ¿Para qué sostener su nombre en los labios? ¿Para qué negarnos al paso del tiempo? ¿Para qué aferrarnos al pasado?

Para seguir igual, contemplando lo destruido, lo que no funcionó parados desde la queja.

Para no hacernos cargos de las rondas que nos tocan.

Para defendernos de las futuras relaciones, y proteger el corazón a raga dientes, para creer que todo tiempo por pasado fue mejor y desde una mirada infantil desconfiar de lo que nos puede deparar la vida.

Para manipular la situación y hasta a veces obtener recompensas ocultas: “conmiseración, apapachos, atención, etc.”.

Para evitar lo que está sucediendo y no cerrar el ciclo.

Cuando el olvido no llega, simplemente es porque nos hemos empeñado en que resistir los cambios de nuestras vidas; decidimos que nada deberá cambiar aun cuando todo sea distinto, procuramos ser indiferentes a la realidad que se nos plantea y vivir como “si nada hubiera pasado”.


Cuando estamos enamorados creemos que este amor es el único y el definitivo y frente a la desilusión o la ruptura, seguimos idealizando esa relación; pero sólo es eso, IDEALIZACIÓN.

Idealizar puede hacer más sublime o romántico al vínculo de pareja, pero no lo vivencia como lo que es, algo real; algo que existe más allá de mí y de ti, algo que tiene vida propia, alimentado de mis temores y de los tuyos, de los sueños de ambos, de los complejos de los dos.

El amor es vida, es ahora, es presente; lejos está de ser una “bonita idea”; una estampa con dos amantes sonrientes para toda la vida y repitiendo día con día, el mismo menú: las perdices.

El olvido no es un borrador o una anestesia que nos apacigua; es un viento renovador de esperanzas, un soplo de bienaventuranza sobre las laceradas heridas, un pasaje a un seguir próximo destino, una oportunidad de aprender de lo vivido.



9 de noviembre de 2021

Solucionar conflictos de pareja


 Cuando nos enamoramos, nos enamoramos. Mariposas en el estómago, nubes en el piso, sonrisas profundas, ánimo distendido y alegre. Una hermosa etapa. Con el tiempo el envenenamiento del flechazo pasa y… el dramaturgo español Jardiel Poncela diría “Los matrimonios entran en conflicto no cuando se pelean sino cuando bostezan”, pues la pregunta retórica por excelencia es: ¿Qué nos ha pasado? ¿Dónde están todos los proyectos que teníamos? ¿Dónde están esas risitas que me dedicaba? ¿Los poemas que me escribía? ¿Las escapadas que nos concedíamos? ¿Dónde? Y la respuesta más sincera y dolorosa es en el OLVIDO. Un país que queda en el continente de los recuerdos, en el hemisferio del pasado. Ahí quedaron anidados las horas de miradas ininterrumpidas, las promesas, los pactos del alma, los besos sabor a miel, las caricias cálidas. Todo ha pasado, y ha quedo atrás de nosotros mismos, tan atrás que, si nos volteamos a ver, no llegamos a distinguirlo. Pero de todo eso, ahora queda “esto”; un perfume añejado de un amor que fue extraordinario y ahora sólo es común. Unas palabras indiferentes, y un saludo cordial, una conversación sin vuelo, dos cuerpos cansados que cohabitan en la misma cama.

Des-ilusión; gime en cada quién como el llanto de un niño con hambre. Él no hizo lo que esperaba que hiciera. Ella no dijo lo que esperaba que dijera. Ninguno de los dos sostuvimos en el tiempo los sueños anhelados. Nos rendimos a la fragilidad de lo conocido, a la costumbre de saber que nadie se irá para siempre, que más allá de las peleas y los desentendidos siempre volveremos.  El sentido de “pertenencia” – ese otro es mío- es tan poderoso que no es necesario hacer nada para “cuidarlo”, siempre será mío.

Des-ilusión; se murieron las ilusiones, las expectativas que habíamos hecho de nuestro futuro, no corrimos el riesgo suficiente para volverlas realidad y ahora vemos que no hemos hecho nada con nuestras vidas.

Resentimiento; Tú no me has hecho feliz, siempre creí que me harías feliz, y no lo has logrado ¿Para qué perdí tanto tiempo contigo? Ahora tú haces todo mal, no te preocupas por mí, ni por nosotros.

En esta etapa de la relación, los cónyuges viven en un gran contexto de escasez, se focalizan en los aspectos negativos del otro, y siempre se sienten insatisfechos; no importa que cosa haga cada uno, siempre estará mal hecho.

Las mismas actitudes que antes admiraban, ahora son las criticadas. Su cabello, su forma de comer, sus gustos, sus palabras; todo es un lugar usual, vacío, carente de sorpresa.

¿Por qué llegamos a esta instancia en la vida amorosa? Porque nos gobernamos con dualidades, todo o nada, bueno o malo, blanco o negro; en lugar de observar nuestra vida de pareja como una totalidad, y sentirnos parte del problema para encontrar una solución.

Cuando las circunstancias no son las deseadas, en lugar de generar empatía, creamos reclamos; evitamos comprender desde dónde el otro actúa y causamos nuestra desesperanza hacia la queja.

Si tú y yo nos paramos en la queja, la relación que tenemos se detiene, se encapsula en sus recuerdos, y poco a poco se marchita.



Para dirigir nuestros deseos hacia otras aguas deberemos aprender a entender que nosotros los de antes no somos los mismos – las experiencias nos han transformado-, la esencia es la misma, y sí alguna vez juntos sonreímos, aún nos sobran los motivos para volver a hacerlo.

 Sólo falta guardar el falso orgullo, y reconquistar el lenguaje de un NOSOTROS.


 

25 de agosto de 2020

¿Qué generas en tu vida?


Lo único que generas en tu vida, es lo que puedes generar. No generas lo que quieres, sino lo que puedes.Generar se trata de un PODER. Pero, por favor, amarra a tu ego, no se trata de un PODER de acción, de esos que dicen "yo puedo todo lo que me propongo," WOW! FELICIDADES! Ahora, checa mejor, que pasa con lo que no te propones, porque "poder EN LO QUE NOS PROPONEMOS"cualquiera puede, dado que hay un intención y una información. Es decir, lo que te propones lo logras, no sólo porque lo declaras, sino porque tienes programas subconscientes destinados a pensar de esa manera, a activar filtros perceptivos de interés hacia esa dirección. Entonces, regresaré al inicio, ¿Que generas en tu vida? Lo que tienes. Lo que hay dentro de ti. Lo que tus padres y ancestros inocularon a la hora de concebirte.No puedes GENERAR lo que has venido generando, sino tienes ese combustible.Y esto es merecedor de entendimiento profundo, puesto que la gente a menudo se castiga y doblega porque piensa, si la vida se trata de mí, ¿como carajos cree esta mierda? Parecería absurdo que la realidad creada por los pensamientos y los sentimientos, la usemos para manifestar jodidas realidades. Pero, acaso somos ¿zombies?

Generas desde tu mente subconsciente. Es decir, desde un lago profundo y oscuro de información que no conoces, ni tienes acceso. Tu mente racional puede hacerte creer que CREAS desde tu elección LÓGICA pero CALMA, la mente social NO ELIGE, sólo administra la información que el monstruo de las aguas densas permite emerger. Por eso, a veces te encuentras repitiendo situaciones dolorosas, tu ego te castiga y recuerda: Te lo dije! Te avise! No me escuchaste!...pero no estás eligiendo MAL, NUNCA, estás escogiendo la vida que puedes CREAR con el material que te heredaron y compraste para ESO.

Para "GENERAR" otras experiencias, necesitas BORRAR la programación que traes, pero antes debes saber cuál es tu equipaje. 

Cuando por fin comprendes esto, dejas de odiarte y juzgarte como un enemigo. Dejas de tener esa bronca de "cómo puede ser que me genere esto en mi vida?" y ya no dirás como un loro barranquero "me generé" porque entenderás que más que generarte, estás viviendo en sintonía con lo que eres. 

No atraemos lo que queremos sino lo que somos, y somos es más que el instante de auto-conocimiento que tenemos. Saber que NO SABEMOS nada, es liberador. Dejas el control y permites vivir lo que haya en tu vida, desde un espacio de paz, que te lleva a la CREACIÓN.

Cuando te sumerges en el YO puedo con esto, con aquello y lo demás, sólo fabricas. Cuando te das cuenta que no tienes un puto control sobre nada; CREAS.

Fabricar viene del EGO, de ese hacedor patético que pretende DAR al mundo lo que no se puede dar así mimos.

CREAR viene del ALMA PURA, despabilándose, entrando en contacto consigo misma.


15 de julio de 2020

¿A cuánto estás de morir?


¿A cuánto estás de morir? 
 Supongo que crees que a demasiado tiempo; por eso sigues...
 postergando lo importante,
 haciendo berrinches por situaciones pasajeras,
 permitiendo que la opinión de los demás afecte tu día,
 amargando tu existencia por el amor no correspondido,
 pretendiendo dañar a otras personas con tu silencio y falta de osadía,
 viviendo en la clandestinidad,
 fingiendo ser lo que no eres,
 rompiendo acuerdos,
 buscando culpables,
 comiendo en demasía para alcanzar tu peso deseado,
 tomando píldoras para conciliar el sueño,
 hospedado en una burbuja de inmadurez emocional, 
 creyendo que habrá un tiempo para todo... para todos...
 
Es qué en tu cuento fantástico de la vida, la gente no muere... la gente espera paciente a que el despertador de tu conciencia egolatra, algún día suene, y despiertes a la concepción de que te vas a morir. Como todos... y que no tienes ni puta idea de cuando será y entonces vas a dejar de desperdiciar la energía vital que guardan tus riñones, y vas a encaminarte con entusiasmo y pasión por la veredas de tu biografía, para dejar huellas en el cemento fresco de la conciencia de tu árbol, y así transformar la información que heredas a las generaciones futuras.
Entonces recién ahí, vas a darte cuenta de que estás VIVO, mientras sigas con la estúpida creencia de que "no pasa nada, estas DORMIDO, en un sueño de tinieblas o un sueño cómodo, sabrás tu, lo que sueñas, pero si te tomas esas ilusiones como reales es porque en verdad estás profundamente dormido.

La vida es tan maravillosa, que pasa más rápido que el halo de un perfume que alguna vez te pusiste y jamás llegaste a sentir. 
Pero cuando no la vives, no la disfrutas, porque no la conoces, crees que lo que haces es vivir, porque es el guión que todos hacen, pero en sí, es la película de los zombies vivos jugando a ser lo que no son y padeciendo lo que no pueden entender porque no están preparados para ello.

Entonces.. ¿a cuánto estás de dar el último beso? ¿ el último abrazo? ¿ el último te quiero? ¿el último adiós? ¿ el último trago? ¿ el último silencio? ¿el último hasta aquí? 

¿A cuánto esta de tomar el último café? ¿ ver la última película? ¿ pasear a tu perro? ¿ jugar con tus hijos? ¿tener sexo? ¿enamorarte? ¿ hacer ejercicio? ¿sonreír? ¿gritar? ¿llorar?

Si tomas conciencia que sólo en la eternidad hay tiempo para todo; entonces, verías que cada día es el último día, que ese día fue el último mensaje, la última llamada, la última vez que te pusiste crema en el rostro, la última vez que leíste un libro y que todas las veces que se aparecen siempre son las últimas, no son extensión de las anteriores, son debut y despedida. 

Así dejarías de vivir como un robot, de hacer cosas que los demás esperan de ti, de actuar como la sociedad juzga que deberías, de amar según lo estipulado, de publicar estados de ánimo inventados en facebook, de crear una vida dolorosa a la carta de las creencias de tu familia.

¿A cuánto estás de morir a la vida que no amas? ¿ a la pareja que no te hace feliz? ¿a las relaciones tóxicas? ¿a las excusas de las personas? ¿ a la aprobación? ¿ a los sueños de los otros? ¿ a las mentiras piadosas? ¿ a la incomodidad de ser correcta?  ¿ a la pelea interior? ¿a los pensamientos de ataques?

¿A cuánto?






23 de junio de 2020

27 de mayo de 2020

¿Qué dice tu vida acerca de ti?

Todo lo que vemos, está en nosotros. No puedo observar lo que no hay en mí. En el Kybalion encontramos esta ley universal con el nombre de ley de la analogía: Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera. Te voy a dar un ejemplo, si tienes creencias limitantes sobre tus posibilidades de generar dinero, si crees por ejemplo: “el dinero es malo” “sucio”  "cuesta mucho esfuerzo generar dinero” “corrompe a las personas” ¿Cómo crees que será tu estado de cuenta bancario? ¿Cómo crees que serán tus proyectos? 
Y te pregunto ¿Cómo es tu afuera? ¿Cómo es tu realidad exterior? ¿Qué te rodea? ¿Qué ves? ¿Cómo todo lo que está ahí es un reflejo de todo lo que hay en tu interior?
A veces este ejercicio, resulta un poco retador, porque no se trata de una literalidad recíproca, en la mayoría de las veces, el universo se manifiesta con símbolos, con un lenguaje enmascarado, con sutilezas, así por ejemplo, Jesús hacía uso de las parábolas para impactar con sus discursos.
Si te enteras de noticias sobre muertes injustas, violentas, te encuentras con eventos en la calle dónde la gente discute, una madre regaña a su hijo, podrías observar que hay violencia pero eso no te convierte en un asesino o un discutidor serial. Quizás puedas decir yo no tengo nada que ver, no insulto, no elevo la voz, no le pego a nadie. Y nadie me grita ni me pega. ¿De dónde sale esa violencia? Cada vez que te maltratas, hay violencia. Cuando piensas que eres insuficiente, que no puedes, que no mereces, que los demás son mejores, que no tienes derecho, hay violencia. Cuando te criticas, te juzgas sin piedad, te castigas, te infravaloras, hay violencia. Cuando sostienes creencias limitantes de carencia, de odio personal, de sumisión, hay violencia. Tu entorno es una FUENTE enriquecedora que da a conocer quién estás siendo AHORA!! Toda relación con los demás, es una relación con uno mismo. Todas las relaciones con los otros, y con las cosas, parten de la relación fundamental que es la propia.
Los espejos con los que nos encontramos son muy sutiles. Y están siempre presentes para darte la posibilidad de cambiar de rumbo. TODO lo que hacemos lo hacemos desde la mente subconsciente, por lo tanto, si eres violento contigo, ese resultado es la causa de un sistema de información que te lleva a actuar de esa manera. Acá no hay culpa. El universo no es culposo. Es benévolo. Incluso cuando se presenten circunstancias como las actuales, dónde podríamos pensar ¿Qué tiene de benévolo esto? La respuesta es TODO, si eliges verlo desde ese lugar. Porque benévolo refiere al concepto de responsabilidad y no de culpa como sanción o castigo. La responsabilidad es hacernos cargo que lo que nos ha traído hasta este momento como especie. El lado positivo de este momento es la naturaleza en su máximo esplendor. El planeta está más verde que en los últimos 20 años, el agujero de la capa de ozono se redujo, los tortugas llegan a poner sus huevos en las playas sin temor, los pájaros cantan con mayor fuerza, los delfines juegan en el agua, los elefantes cruzan en manada por carreteras dando un paseo, ciervos pasean por iglesias, los lobos marinos se tiran en la explanadas del puerto a disfrutar del sol. Y también propietarios no cobran rentas, personas donan alimentos, artistas ofrecen su arte en redes sociales, los hijos están más tiempo con sus padres, muchas familias tienen más tiempo para comer juntas, las mascotas están felices de que sus humanos estén todo el día con ellos; hay ancianos solos que se sienten amados porque reciben apoyo de sus vecinos, gobiernos que defienden a los que menos tienen, más momentos para reflexionar, oportunidad para detener la marcha enloquecida. ¿Lo ves? Dentro del caos, también hay armonía. Es la regla ying y yang. Se producen milagros, ausentes en el pasado, cuando todo el planeta estaba distraído. Aunque hablemos de una pandemia, cada quién la vivirá como la deba vivir, porque es una lección global, con aprendizaje personal. Es tu turno, ¿qué aprendizaje te está dejando la realidad actual?

(Extracto Taller en PDF "La crisis: un espejo de nosotros y los otros"
Puedes solicitar tu ejemplar por whastApp al 5534551888 Inversión $200 MX - U$$9.00