9 de noviembre de 2016

Conflicto de no merecimiento



Si le preguntase a un grupo de persona de forma sorpresiva ¿Crees merecer todo lo bueno? automáticamente responderían  "SI" y sin embargo, si ahondaría en su vida podría observar con certeza que viven en una postura de no merecimiento gestionada por la familia, la sociedad y la religión. Para los occidentales que han nacido dentro de la estructura judeocristiana, de modo ortodoxo, o  simplemente tocando de oído, merecer es un imposible que va unido a la culpa. La sociedad en su gran mayoría sostiene una emblema de no merecimiento. Creemos que creemos que "merecemos lo mejor" pero ¿Cómo está tu vida? 
Frases cómo "Es demasiado para mí", " No estoy a la altura", " Si, pero..." " Para que te molestaste"..."No era necesario"..." Es sólo el maquillaje"... " Es mi estilista"..." Debe ser que me quieres"... marcan la tendencia social en boga... No nos sentimos merecedores, en todo caso nos sentimos con derecho a recompensas por nuestra pulcritud, bondad y buena conducta.



Compramos algo que nos gusta, y decimos "me lo merezco" una sobredosis de culpa nos inunda y destapamos  la emoción con el supuesto merecimiento. Si fuese así ¿la culpa existiría?...
Recompensarnos o permitirnos recibir una recompensa no es merecimiento; es sólo el intercambio entre algo que entregamos antes y lo que  llega a nosotros como un premio.
 Cómo cuando mamá decía "si te tomas toda la sopa te daré un chocolate de regalo"... Así crecimos... haciendo las cosas que los demás quieren de nosotros, para obtener "ese premio"....ahora es importante que apliques el concepto a tus relaciones.... ¿Cuántas cosas has hecho o dicho para que te den un chocolate ( recompensa)?... En ese momento aunque la sopa fue demasiado salada o insulsa la tomamos igual por el chocolate... y crees que ¿merecías tomar una sopa que no te agradaba? ¿que mereces soportar una vida llena de complicaciones, limitaciones o excesos por una recompensa? ¿Qué hay detrás de esa recompensa? ¿Por qué nos sometemos? Porque sin el esfuerzo primario juzgamos que no habrá recompensa... porque no hay conciencia de merecimiento, fundamental para estructurar una autoestima saludable.

El merecimiento es el reconocimiento social. Es la capacidad de ser receptivo. De ser como una antena parabólica y recibir sin juzgar (interpretar) las señales que conectemos. Pero no fuimos educados para recibir. Siempre nos enfocaron en el dar. Dar... dar... dar... y anexaron... DAR ES MEJOR QUE RECIBIR...y éramos tan pequeños que lo aceptamos, aún cuando dudamos; en la adolescencia nos revelamos, y gritamos es mejor recibir....recibir... recibir....y seguimos cayendo en la trampa del intercambio... crecimos y la vida era tan ocupada que mejor nos especializamos en las lecciones de los primeros años, en apariencia "dar"... en apariencia "no tener interés en recibir".... y si el interés aparecía fundarlo de una espectacular recompensa por el deber ser; y alguna que otra vez con descarado placer recibir... y fingir la alegría... atribuirle el halago a cualquier cosa y por dentro gritar de felicidad.
Merecer no es recompensa
Merecer no es premio
Merecer no es intercambio
Merecer no es justo
Merecer no es consecuencia
Merecer no es sacrificio
Merecer es Merecer

Es sabernos receptores de abundancia de lo mejor y prosperidad, independientemente de cómo hemos actuado. Esto puede sonar un tanto dañino; pero ¿Si fui infiel, puede ser merecedor? ¿Si fui una cabrona puede ser merecedor?... Si... porque el merecimiento no va de la mano de lo justo; de lo correcto.
Merecer es estar comprometido con la posibilidad de que somos más que esta existencia. De que la llama de la inteligencia divina corre en nosotros. De que las experiencias que a veces nos avergüenza forman parte de las lecciones que elegimos vivir para trascender y evolucionar.

Síntomas de No Merecimiento
Rechazar situaciones favorables en forma consciente o inconsciente
Pensamientos cómo "no me la creo" " es demasiado" "dónde está la trampa" " no puede ser"
Imposibilidad de asimilar y recibir halagos
No dedicar tiempo a actividades o hobbies personales
Permanecer en relaciones abusivas por miedo a estar sola/o
Ver al mundo como un espacio de abandono y traición
Huir de situaciones exitosas - miedo al éxito -
Presumir falsa humildad - poner foco en las limitaciones o errores -


6 comentarios:

  1. Wow... Es verdad muchas veces cuando tengo un logro siempre digo no es posible no lo puedo creer. Y en realidad me hago conciente de esta frase porque de pronto es lo que siempre digo. Ahora se que merezco todo lo mejor del universo y soy merecedora de las cosas mas extraordinarias. Gracias Chuchi

    ResponderEliminar
  2. Wow wow Gracias Chuchi este artículo está ni mandado a hacer para mi gracias es justo de lo que hablamos por inbox hace ya algunos días gracias me caen algunos o más.bienuchos veinte.
    Gracias Chuchi Dios Te Bendiga.

    ResponderEliminar
  3. Gracias! Es un placer leerte y seguir aprendiendo, lo más importante saberlo aplicar. Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo! aplicar es el arte.
      Abrazos

      Eliminar

¡Un blog se nutre de comentarios, deja tu huella, muchas gracias por compartir!